DADA 1916-2016

DADA EN BARCELONA




Picabia editó 391 entre los meses de enero y marzo de 1917, el año anterior Josep Maria Junoy ya había publicado el número Cero de Troços, J.V. Foix dirigió el número 4 ya en 1917, Salvat-Papasseit está pensando en editar ese mismo mes de marzo Un enemic del poble mientras trabaja de vigilante en el Moll de la Fusta. Han decidido reunirse con sus colaboradores habituales, aunque parezca extraño, en la Sala Parés, un domingo por la tarde que no hay toros.
De izquierda a derecha; J.V. Foix, J.M. Junoy, sentado Rafael Barradas y a su lado Salvat-Papasseit, en medio de los dos, de pie Joan Miró que sostiene en un caballete un retrato de Pere Ynglada realizado por Modigliani y a la derecha Joaquín Torres Garcia que no ha podido conseguir canguro y posa con dos de sus hijos.




Trotsky simpatizando con Cravan en la biblioteca del Montserrat rumbo a Nueva York la navidad de 1916..

Según nos cuenta Hans Richter en Historia del dadaísmo, “En Barcelona, al igual que en Zurich, surgían dificultades por los permisos de estadía, por la residencia; en resumen, había problemas con la policía. Marie Laurencin estaba casada con el barón alemán Otto von Waetgen, a quien siguió a España porque su amante Guillaume Apollinaire había partido a la guerra (donde habría de morir). Como su marido era alemán, se la consideraba alemana, lo que en este tiempo de guerra resultaba particularmente injusto para una francesa de nacimiento. Ella y su marido se hicieron sospechosos de espionaje porque la policía española consideraba perturbador que una francesa, encantadora por añadidura, frecuentara los círculos sospechosos de Barcelona (391), en tiempos de guerra y en compañía de un alemán. El boxeador aficionado Arthur Cravan, alborotador, escandaloso y embebido en alcohol, no era por cierto el más indicado para disipar las dudas, y, por cierto, la agresividad de la pacifista señora Gleizes no arreglaba mucho las cosas.”

Cravan unos meses después de su famoso combate de boxeo contra otro exiliado, este de la America solo para blancos Jack Johnson, decide ir a Nueva York donde le esperará Duchamp y los amigos de Picabia y la que sería su amor Mina Loy.
El Transatlántico Montserrat zarpa el 25 de diciembre de 1916, y en él Cravan coincide con otro ilustre viajero; Leon Trotsky, expulsado de Francia por germanófilo, había pasado previamente por Cadiz y se reunió después con su familia en Barcelona.
Al pasar el 31 de diciembre delante de Gibraltar, Trotsky escribió en su diario: "El Monserrat, nuestro barco, es una terrible calamidad, viejo y mal acondicionado para la navegación trasatlántica; pero el pabellón español es un pabellón neutral, es decir, disminuye el porcentaje de posibilidades de un hundimiento. Por esto la compañía española cobra caro, aloja mal y da peor de comer”.
Lo que no nos cuenta Trotsky es que el presidente de la Transatlántica,  el Marqués de Comillas le pagó el viaje en camarote para él y su familia para que abandonara España y además le entregó “argent de poche”.

Se puede encontrar bastante información, como esta foto de la biblioteca, sobre el Montserrat en.
http://vidamaritima.com/2011/07/el-capitan-deschamps-y-el-vapor-montserrat/
Una curiosidad sobre este barco, es que comandado por el Capitan Manuel Deschamps, burló el cerco norteamericano en la guerra de Cuba, aunque no fue hundido representa “El Catalán, el mejor barco de guerra.de la tropa de ultramar ” de la famosa habanera “El meu avi”de José Luis Ortega Monasterio
Nota: A quien se le ocurre hacer con tanta calor una guerra en Cuba y además contra los Estados Unidos.



Barcelona, DADA antes de 1916
Recreación del día previo (19 de abril de 1912)  a la inauguración de la segunda exposición de arte cubista en la Sala de Antiguedades y Arte Moderno Dalmau de Barcelona.
Cuadros pared  izquierda: Albert Gleizes, Portrait de Jacques Nayral. Pared del fondo: Juan Gris , l’homme au cafe-I. Marie Laurencin, retrato de Alfred Flechtheim. Pared derecha: Henri Victor Gabriel Le Fauconnier, Les Montagnards attaqués par des ours. Jean Metzinger, Danseuse au café,Marcel Duchamp, Nu descendant un escalier n° 2 y a la derecha del todo la escultura de Augusto Agero.
Personajes : sentado a la izquierda el galerista Josep Dalmau (un retrato de Méla Muter), encima de Dalmau un retrato de  Albert Gleizes y otro de Jean Metzinger, ausentes este día. En el centro Duchamp llamando la atención del fotógrafo, al fondo ocultando parcialmente su cuadro Marie Laurencin.
Fauconnier tampoco estaba y ha dejado un dibujo que le hizo Jan Toorop a la derecha de su cuadro. Augusto Agero no pudo estar tampoco.
A la derecha del todo Juan Gris oculto tras una puerta mirando la escultura de Agero.



Colonia de exiliados casi dadaistas en Barcelona 1916-1917 amigos de Picabia, tomando el tranvía para Gràcia.
Arriba; Francis Picabia y Gabrielle Buffet Picabia, Albert Gleizes y Maximilien Gauthier. Debajo: Ricciotto Canudo  y Serge Charchoune y en el suelo Artur Cravan  y Marie Laurencin.