EDGARDO ANTONIO VIGO (La Plata - Argentina 1928 - 1997)

MI MANERA DE "ARMAR"  A DAMASO ORGAZ

Edgardo-Antonio Vigo

Lo "conocí" por ser ambos practicantes y utilizadores de los canales abiertos de la "COMUNICACIÓN A DISTANCIA - vía postal". Tomé contacto y participé en su "obra magna" CISORIA ARTE.

No tuve contacto personal con él. Una correspondencia intermitente como frecuencia que se prolongó por muchos años, me permitió hacer realidad una idea personal y que creo es una de las bases fundamentales de la tendencia. Principio que se basa en que, a través de informaciones, noticias, proyectos entrecruzados y trabajos creativos a lo que sumo la recepción de CISORIA, me fui formando - "armando" sería la palabra más testimonial - la figura de D.O...Y no es caprichoso el principio ya que, en la mayoría de los casos - salvo las contadas excepciones - no es dable hacer contacto directo con nuestros interlocutores postales.

De la literatura tomamos un precioso antecedente. Cuando el autor nos diseña y describe un personaje hasta en sus más mínimo detalle, sabe que el lector en definitiva y en forma individual le dará conformación física que, por lo general no coincidirá por el conformado por otro lector. Existirán aproximaciones. Y estas aproximaciones, que no precisan en mi caso conformación alguna, me han permitido ejercer el derecho de conformar la figura de los distintos comunicadores a distancia con los cuales establezco diálogo por vía postal. D.O.en mi armado diametralmente opuesto a otro que pudiera conformar un tercero incluso en su real dimensión física y espiritual.

La  actitud es realizar "UNA ACCIÓN REAL DE LIBERTAD". Del que la ejerce y del ejercicio. D.O. y CISORIA son los elementos reales, tangibles a las que sumo innumerables piezas testimoniales y sus cartas concisas y telegráficas, renuentes en número, cargadas de solidaridad humana como así sus trabajos gráficos hondos y emotivos basados en una temática latinoamericana, como se ve un "arsenal documental" con lo que cuento para "armar el rompecabezas" en forma desordenada y caprichosa para respetar la intimidad de D.O..

Un  "rompecabezas en constante cambio" . De ahí su dinámica. Un cambio que no se paraliza ante la desesperación física, sino por el contrario haré la sumatoria renovadora del recuerdo. Este homenaje estará preñado de anécdotas , hechos y fotografías. Todo este arsenal de novedades impactará de tal manera que,  una vez más dinamizará el cambio antedicho, es decir lo mantendré vivo en forma permanente.

Así he ido tejiendo personas por el NO contacto ejerciendo propio derecho de IMAGINAR, modelo humildemente una galería de seres sin cotejar con el modelo real de cada uno. Una "saga" construida en base al deseo de encontrarse pese a no conocerse. Por supuesto esta modesta teoría - llevada a la práctica- no pretende eregirse como elemento fundamental de la COMUNICACIÓN A DISTANCIA,  pero sí la sumo a otros principios que sustentan su existencia.

A esta altura afirmo: D.O. y CISORIA son dos cosas separadas. Las dos existen, se entrecruzan, se entremezclan, se separan. UNO ES EL OTRO.  Porque ambos, responden a una ideología de la creatividad, en base a soluciones diferenciadas. Dónde comienza D.O.? o Dónde termina CISORIA? UNO ES EL OTRO.