MAIL ART

Tres Ensayos sobre Arte Correo


John Held,Jr


 

Título original: Three Essays on Mail Art, incluidos en el libro: Mail Art: An Annotated Bibliography by John Held Jr. ISBN 0-8208-2455-8 ,Copyright by John Held, Jr. The Scarecrow Press, Inc. Metuchen, N.J. (USA) ,traducción de Yolanda Perez,  publicados en castellano en el zine P.O.BOX

 

De Moticos al arte correo

El periodista le paró fuera de la libreria Orientalia en Nueva York, donde trabajaba. Era 1955 y la New York School of Abstract Expressionists -Escuela de Expresionistas Abstractos de Nueva York- estaba en pleno auge. Ray Johnson, recién salido de la New York Art Students League -Sociedad de Estudiantes de Arte de Nueva York- y de la Escuela Superior Black Mountain , "un tipo con cara de empollón y pelo corto como un cesped recién cortado", estaba hablando a una grabadora sobre el número inaugural de Village Voice -La Voz del Pueblo-, sobre moticos y de lo que eran y no eran estos. El periodista había oído hablar de Ray Johnson por un amigo que "inexplicablemente, se encontró un día en una lista de correo de moticos". Johnson dijo que su lista de envíos había crecido hasta doscientos destinatarios e incluía gente diversa, desde personas muy conocidas de la alta sociedad, a alguien como Elsa Maxwell, organizadora de fiestas, o como James Barr, del Museo de Arte Moderno.
 

Tengo un montón de cosas en casa que serán moticos. Realmente, son collages -un conjunto de imágenes y trozos de papel y cosas así- pero suena demasiado a lo que realmente es, así que yo lo llamo moticos. Es una buena palabra porque es, al mismo tiempo, singular y plural y se puede pronunciar como se quiera. En cualquier caso, pronto voy a buscar una palabra nueva.
 

La nueva palabra que Johnson buscaba llegó siete años más tarde gracias a Edward Plunkett, quien llamó a la red postal surgida, New York Correspondence School of Art -Escuela de Arte por Correspondencia de Nueva York- un juego entre la vigente Escuela de Nueva York de pintores en activo en aquél momento y las escuelas de arte por correspondencia en las que famosas artistas enseñan arte comercial a través del correo. Poco después, la Escuela por Correspondencia pasó a ser la Correspondance School -dance, en español, bailar/baile-, recalcando así las relaciones entrelazadas que Johnson había creado a través del correo.
 
  Johnson tenía una destreza extraordinaria para mezclar y conjuntar lo más variado y distante. Esta forma de expresión se estableció no sólo en sus collages y envíos, sino también en los encuentros de la New York Correspondence School, donde se preparaban listas de antemano para inducir a los corresponsales a conocerse en el entorno poético de la imaginación de Johnson. Los encuentros temáticos incluían un acto de soporte ambulante, reuniones de admiradores de Marcel Duchamp y Paloma Picasso, y de "nothings" -"nadas"- que se realizaban como alternativa a los "happenings" que predominaban en la época.
 
 

Los moticos se convirtieron en un pilar principal en la escena artística de Nueva York. Johnson estaba tan próximo a las estrellas artísticas importantes que surgían -Robert Rauschenberg y Andy Warhol- como del grupo experimental Fluxus. En 1965, el participante de Fluxus, Dick Higgins, publicó el libro de Johnson The Paper Snake -La Serpiente de Papel- en la editorial Somenthing Else Press, un collage de los moticos que Higgins había estado recibiendo durante años. Fue el primer libro de lo que ahora conocemos como Arte Correo.
 
  Pero en aquél momento no era un movimiento artístico sino, sencillamente, una diversión. Y sin embargo, contribuyó a precedentes Modernistas tales como los envíos de Marcel Duchamp, quijotescas tarjetas postales a los Arensberg, sus mecenas y vecinos, y otras de hojalata que remitió a los Futuristas italianos. Yves Klein, el Nuevo Realista creador de la Klein International Blue, conmemoró su invención con un sello de correo que fue autorizado oficialmente por el servicio postal francés. Sus compañeros artistas del Nuevo Realismo, Arman y Daniel Spoerri, fueron pioneros de los sellos de caucho de artistas, siguiendo la iniciativa anterior del artista dadá Kurt Schwitters, quien incorporó la impresión de sellos de caucho a sus collages. El Arte Correo podría reclamar una historia concurrente con el alza del Modernismo.
 
 

A través de la red postal de Ray Johnson y de los artículos ocasionalmente publicados sobre él en la prensa especializada, el Arte correo continuó ganando un seguimiento subterráneo durante los años sesenta. Al comienzo de la década siguiente, se dió un gran paso hacia la expansión del arte correo cuando Johnson y Marcia Tucker, directora del Museo Whitney de Arte Americano, organizaron una exposición de la New York Correspondence School of Art en este museo en el otoño de 1970. La muestra consistía en cualquier envío que los corresponsales de Johnson le remitieran, sin ningún requisito más que mandaran las obras al museo Whitney.
 
 

En 1973, Ken Friedman organizó la exposición "Omaha Flow Systems" en el Museo de Arte Joslyn en Omaha, Nebraska. Estas exposiciones y otras muestras concentradas en obras e información presentadas a través del sistema postal, tales como Mail Art de Jean Marc Poisont que tuvo lugar durante la VII Bienal de París (1971) y "Fluxshoe", dirigida entre otros por David Mayor, en Inglaterra (1972), estableció un modelo para muchas de las muestras de arte correo que surgieron en los setenta. Se aceptaban todos los trabajos; no se imponían ni jurados ni cuotas; y a los colaboradores se les enviaba algún tipo de documentación por su participación. En mi libro "International Artists Cooperation: Mail Art Shows, 1970-1985", documento el crecimiento de las muestras de arte correo, de cinco en 1971 a setenta y cinco en 1979. En 1983, el número se disparó a ciento ochenta y siete.
 
 

Entre otros acontecimientos que cambiaron el rumbo del arte correo a principio de los años setenta, estaba la gran difusión de artículos en revistas de gran circulación. En el número de enero/febrero de 1973 de Art in America, David Zack tenía un artículo llamado "An Authentik and Historikal Discourse on the Phenomenon of Mail Art" -"Un Discurso Auténtiko e Históriko sobre el Fenómeno del Arte Correo". Pero fue incluso más importante, la aparición de un artículo en dos partes (13 y 27 de abril de 1972) en la revista Rolling Stone, de un crítico de arte muy respetado, Thomas Albright. La amplia distribución de esta revista de última moda, suscitó la atención del aislado mundo del arte y del público en general que tenía interés en las alternativas sociales, políticas y también artísticas, sobre esta emergente y nueva forma de arte.
 
 

De pronto, uno se podía zambullir de cabeza en la Eternal Network -Red Eterna- de artistas internacionales mediante la obtención de una de las muchas listas de envío que circulaban en el mundo alternativo del correo. Estas listas se podían obtener de la documentación de las muestras de arte correo, de la revista de Ken Friedman, New York Weekly Breeder, y de la Image Bank Request Lists que se publicaba en la revista FILE.
 

La revista FILE servía como una centralita internacional de artistas que tuvieran interés en la Eternal Network, como describió el artista de Fluxus Robert Fillion a la floreciente red postal de artistas interesados en posibilidades alternativas. La misma FILE era una publicación artística alternativa, editada por el colectivo de arte canadiense General Idea. FILE demostró ser un contacto importante para los artistas postales y aumentó en gran medida el conocimiento de este medio de expresión entre los artistas europeos.
 
 

Klaus Groh, de la Alemania Occidental, fue uno de los primeros participantes de la actividad de arte correo en Europa y continua en activo. Sus hojas informativas International Artist Cooperation (IAC), editadas en pequeñas ediciones fotocopiadas, divulgaban noticias sobre proyectos cooperativos promovidos por miembros de la Eternal Network. Groh también comenzó una iniciativa editorial modesta que atrajo a multitud de participantes. Por una pequeña suma (6 dólares), los artistas podían disponer de libros publicados en ediciones limitadas. Artistas como Clemente Padín (Uruguay), Filliou (Francia), Friedman (USA), Endre Tot (Hungría), Miroljub Todorovic (Yugoslavia), Davi Det Hompson (USA) y Robin Crozier (Inglaterra) participaron en el proyecto y se mantuvieron como networkers -activos en la red postal- durante los años setenta.
 
 

El artistas polaco Pawel Petasz inició en 1977 el proyecto de publicación de Commonpress que, por varias razones, se convirtió en un importante medio para la red. Creó una dirección rotativa para la revista y animó a cada participante a publicar una edición con su propio tema y formato, Petasz puso en marcha una acción internacional continuada de la que resultaron sesenta números en siete años. La historia del proyecto Commonpress es paralela al desarrollo del arte correo como un movimiento mundial. El primer número lo publicó Petasz en Polonia y los siguientes los realizaron editores de Holanda, Alemania Occidental, Estados Unidos, Italia, Brasil, Inglaterra, Bélgica, Argentina, Suiza, Hungría, Australia, Canada y Alemania Oriental.
 
 

El arte correo comenzó a incorporar medios de producción del arte marginal bajo su bandera. A parte de libros de artistas y publicaciones, se incluyeron sellos de caucho, sellos de correos, arte por fotocopia (Xerox), acciones, video, audio, poesía visual y ordenadores.
 
 

La creación de sellos de correos, que comenzaron a realizarse por Fluxus y los Nuevos Realistas así como por participantes en la New York Correspondance School of Art, se presentaron como un medio para los artistas en la exposición "Artist Stamps and Stamp Images" -"Sellos de Artistas e Imágenes de Sellos"- dirigida por James Warren Felter en la Universidad Simon Fraser de Burnaby, Canada, 1974. Treinta y cinco artistas de nueve países participaron en esta exposición, pionera de lo que se convertiría, cada vez más, en un importante género del arte correo.
 
 

Los sellos de caucho eran un vínculo compartido en la creciente red postal. Parecía que todo el mundo tenía su propio sello oficial. En 1974, el artista francés Hervé Fisher reunió en una antología, Art et Communication Marginale: Tampons D’Artistes, estas impresiones de sellos de caucho. En 1978, se publicó en Estados Unidos The Rubber Stamp Album -Album de sellos de caucho, escrito por Joni Miller y Lowry Thompson. Thompson continuó editando la revista Rubberstampmadness, la cual acrecentó enormemente la participación en el género, creando una nueva industria centrada en el uso de sellos de caucho visuales, tanto por motivos decorativos como postales.
 
 

El arte por fotocopia fue otro ingrediente importante que avivó la explosión de la actividad de arte correo. Los moticos de Johnson a menudo se acompañaban de escritos mimeográficos, pero en los años sesenta la fotocopia ya era de fácil acceso. Mientras que algunos artistas postales hacía artesanalmente un sólo original que enviaban por correo, otros utilizaban la fotocopia para bombardear las listas postales (tales como la Image Bank Request Lists) con envíos masivos. Esto no sólo causó un incremento de participantes y destinatarios en la red postal, sino que también aumentó la censura hacia el arte postal denominado "quick-kopy" -"kopia-rápida". Ya en 1973, la revista FILE publicó una carta de Robert Cumming en respuesta al "ejercicio impersonal de los envíos en avalancha a todo el mundo en las listas postales". Su carta generó una de las primeras controversias en el arte correo.
 
 

Hacia mediados de los setenta, la mayoría de los grandes nombres en el mundo del arte que participaron en la New York Correspondance School de Johnson, abandonaron debido a que se consideraba un medio de brocha gorda. En Kawara, un participante de Fluxus y célebre conceptualista que se había dado a conocer por el envío de postales en las que escribía la hora en que se levantaba cada mañana, se pasó a la pintura. Otra serie de tarjetas postales, que representaban las aventuras de 100 botas que cruzaban América, bajo la dirección de la artista californiana Eleanor Antin, acabaron el viaje y la artista se pasó al video y a las acciones. Gilbert y George tambié estaban haciendo una "tarjeta-escultura" durante el mismo periodo. Y también ellos dejaron la red postal con la aspiración de ocupar todo su tiempo en sus carreras artísticas.
 
 

Mas que ver estas fugas de artistas profesionales conocidos como una disminución de la energía del género, el arte correo comenzó a llevar a cabo una estrategia largamente esperada por la vanguardia para probar las diferencias entre los que eran artistas y los que no lo eran y, por supuesto, entre el arte y la vida misma. Mientras que algunos de los artistas mejor considerados, como Christo y Carl André, siguieron contribuyendo a exposiciones de arte correo durante los ochenta, también surgieron nuevos participantes desde sectores varios de la sociedad y de numerosos países. Según se expandía la red postal, aparecían colaboradores de la cultura alternativa del audiocassette y ‘zines. Aunque radical dentro del mundo del arte, el arte correo logró una orientación tanto social como política.
 
 

Siguiendo la iniciativa de los encuentros de la New York Correspondance School, los participantes de arte correo no sólo se enviaban trabajos unos a otros, sino que también se reunían para conocerse personalmente. Esto culminó en 1986 en la Decentralized Worldwide Mail Art Congress -Congreso Mundial Descentralizado de Arte Correo. La intención primera de los organizadores del congreso, H.R.Fricker y Günter Ruch, era que los participantes se reunieran en Suiza, su tierra natal. Pero cuando pidieron opiniones sobre su propuesta, los participantes de la red postal remarcaron la naturaleza descentralizada del medio, de manera que pasó a ser un congreso a celebrar "en cualquier lugar donde dos o más artistas postales se reunieran para tratar temas de la red". Durante el año en que se desarrolló el congreso, existieron alrededor de ochenta encuentros en veinticinco países con la participación de más de quinientos artistas.
 
 

Otra poderosa fuerza de la red de arte postal, a finales de los ochenta, fue el Neoísmo. Este fue un mito compartido entre los artistas postales, un vínculo y una parodia. Una estrategia que consistió en que cada participante reinterpretaba y añadía a la mitología establecida del pseudo-movimiento. El Neoísmo era un concepto abierto al que cada participante podía contribuir y elaborar desde una estructura determinada.
 
 

Lo que probó el Neoísmo es que individuales dispares podían intervenir dentro de una mitología compartida con sus propias iniciativas. Y, de esta manera, reflejó la gran red postal de arte correo de la cual había nacido el Neoísmo.
 
 

La aportación más importante del arte correo no se ha producido en las obras que ha creado, sino en la estructura interactiva que ha desarrollado. Como tal, las muestras de arte correo son la expresión perfecta de una personalidad colectiva del medio. Un aluvión de color, diseño e información que transmite un acercamiento al arte colectivo e interactivo.
 
 

Otra manifestación del acercamiento colectivo para compartir o "abrir conceptos" es la Huelga de Arte, 1990-1993. Originalmente propuesta por Stewart Home en Londres, Inglaterra, en 1985 como un ataque en favor de la lucha de clases contra la cultura acomodada, la idea emprendió una vida propia después de que se fundaran los Comites de Acción de la Huelga de Arte en lugares diversos como San Francisco, Baltimore, Irlanda y Uruguay. Los intentos previos de Home sobre acciones colectivas incluían la concepción de la revista Smile, una publicación con orígenes múltiples, y la organización de los Festivales de Plagiarismo, basados en la importancia de la originalidad como componente del proceso creativo. Todos estos conceptos tiene sus raíces en el arte correo y el Neoísmo adopta el deseo de compartir la responsabilidad de la creación.
 
 

Con la reacción generalizada hacia el concepto de Huelga de Arte, 1990-1993, está claro que el arte correo todavía tiene la habilidad de actuar como abastecedor de ideas. El hecho de que las ideas puedan moverse con rapidez a través de la red postal internacional y con artistas comprometidos desde Inglaterra a Japón hasta la Unión Soviética, deja patente una de las más grandes fuerzas del medio.
 
 

Ahora, los encuentros de la New York Correspondance School se llevan a cabo a nivel internacional. Cuando comenzó la década de los noventa, tuvieron lugar proyectos apasionantes que provenían tanto de la historia del arte postal como de las relaciones que surgieron durante el Congreso de Arte Correo a finales de los ochenta. Net Run, una colaboración entre los artistas postales japoneses Shozo Shimamoto y Ryosuke Cohen, y el activista pacifista americano Dennis Banks, en la que estaban implicados artistas postales de Inglaterra, Bélgica, Alemania, Polonia, Finlandia y la Unión Soviética que, como grupo, recorrió el continente europeo en una carrera por la paz mundial durante el verano de 1990. Durante el recorrido, los artistas japoneses colaboraron con corresponsales de la europa del este y del oeste en acciones y demás intervenciones para muestras de arte correo.
 
 

La entrada del arte postal en la Unión Soviética ha sido un hito en la historia reciente del arte correo. El activo participante soviético Serge Segay ha escrito un artículo para la prensa que se publicó en Iskusstvo, el periódico oficial de arte del Ministerio de Cultura soviético y la revista más importante del país. Ya han tenido lugar numerosas muestras de arte correo soviético. El artista suizo H.R.Fricker visitó a Segay y a Rea Nikonova en Eysk. El artista germano-occidental Peter Küstermann viajó a la Unión Soviética en el verano de 1990 para encontrarse con el artista postal Jonas Nekrasius durante la celebración del Congreso de Arte Correo en Lituania. Y en septiembre de 1990, yo mismo viajé a Estonia y Leningrado para participar en el Simposio de Arte Correo en la URSS, patrocinado por el artista postal Ilmar Kruusamae y la Sociedad de Artistas Tartu.
 
 

Temas como el impacto de las tecnologías del ordenador y el fax en las actividades del arte correo en los noventa, marca la entrada de este en su quinta década.
 
 

Entre otras cuestiones actuales del medio, se incluye su creciente aceptación por parte de la corriente principal del arte. Pero creo que ha quedado claro que el arte correo funciona mejor como una alternativa en oposición al arte como empresa comercial. En contraste con la cultura acomodada, el arte correo es un proceso continuado de replanteamientos -una búsqueda para el entendimiento internacional entre artistas. Los artistas postales están preparando el terreno para la interacción mundial entre nacionalidades desde una base popular. Más que la creación de un mundo cultural, el arte correo está demostrando que el respeto por ideas divergentes puede ser una poderosa estratagema para la reconciliación entre las diferencias multinacionales, y que culturas específicas pueden interactuar para producir "situaciones abiertas" donde cada representación cultural puede contribuir de manera importante al proceso integrado de creación.

Cinco décadas después de que Ray Johnson desarrollara sus envíos de moticos, el arte correo ha escapado de la rígida línea fronteriza del mundo del arte, y todavía tiene lecciones que impartir a la corriente principal del sistema establecido del mismo. Se confirma la idea de que el arte está en todos los sitios y que cualquier persona puede ser creativa si se le da la oportunidad; de que el arte está descentralizado y no depende de opiniones controladoras que emanan de un núcleo mundial centralizado. Verdaderamente, la difusión de ideas es más poderosa y variada cuando se origina desde la base de una pirámide que desde la cima.
 
 

El arte correo está cambiando la manera de ver el arte y la vida en el mundo. Después de cinco décadas de estar construyendo una estructura mundial de interacción artística global, el arte correo continua desarrollándose como estímulo para incrementar el entendimiento y la cooperación en el ámbito mundial.

John Held, Jr.Dallas, Texas

LA RED DE ARTE POSTAL EN LOS OCHENTA
 

Una de las grandes ironías del arte correo es que el pionero reconocido como tal, el artista neoyorquino Ray Johnson es, en cierto modo, hermético y solitario, y sus "happenings" se convierten en "nothings" la mayoría de las veces. Y a pesar de ello, este hombre de la poesía que tiene una generosidad natural, ha preparado el camino hacia la creación de una red internacional de artistas.
 
 

Johnson salió de la legendaria escuela de arte americana Black Mountain College. Fue allí donde artistas de distintas disciplinas, tales como John Cage, Merce Cunningham, Robert Ranschenberg, Buckminster Fuller y muchos otros, se nutrieron de la compañía mútua. Johnson estaba en contacto directo con los principios de un nuevo movimiento en el arte americano que, con el tiempo, eclipsó a la Abstract Expressionist School of Art que entonces predominaba. El gran círculo de amigos de Johnson en el mundo del arte convergieron en este uso enigmático del sistema postal alrededor del cual se originó la New York Correspondance School. Aunque otros artistas precedieron a Johnson en el uso del sistema postal con fines artísticos, el más notable Marcel Duchamp y miembros del movimiento Futurista italiano, fue el vigor y la habilidad de Johnson para mostrar la poesía de la vida diaria lo que le condujo a convertirse en el centro de una tormenta amenzadora.
 
 

Tanto en los cincuenta como en los sesenta, el arte correo, muy directamente influenciado por Johnson, fue un mecanismo cerrado de comunicación entre la intelectualidad del mundo del arte. Pero la lenta expansión del arte correo durante este periodo, a menudo de persona a persona a través de las instrucciones de Johnson de "añade y envia", generalmente a una tercera persona desconocida, llevó finalmente a la exposición pública en el Museo de Arte Whitney de la New Yor Correspondance School, a cargo de Johnson y Marcia Tucker.
 
 

En noviembre de 1970, en la revista Artforum, el autor Kasha Linville escribió:
 
 

A Johnson le interesan las interacciones estructuradas libremente, pero no como un artista conceptual. En lugar de eso, él es más un solícito anfitrión a quien le gusta proporcionar la oportunidad de conocerse, a través del correo o en persona en uno de los encuentros de la NYCS, y ver qué pasa. La única nota triste sobre la diversión de Johnson en el Whitney es que parece una vergüenza coger algo vivo, en pleno vuelo, inmovilizarlo y hacer de ello una pieza de museo.

Pero este "algo vivo" todavía no estaba "en pleno vuelo". Todavía era un gusano desarrollándose en algo muy diferente del patio de colegio del mundo intelectual neoyorquino.
 
 

Verdaderamente, esta primera muestra de arte postal en el Museo Whitney de Arte Americano fue el principio de una revolución en el arte, porque fue a través de ella como se estructuraron los lazos fragmentados de la red. Las invitaciones a los artistas postales se distribuyeron en envíos masivos con nombres recogidos de nuevas fuentes emergentes. Las exposiciones de arte correo tuvieron su auge en los setenta y los ochenta.
 
 

A mediados de los setenta, las muestras de arte correo vinieron a significar "se expondrán todos los trabajos", "sin cuotas para participar" y "documentación para todos los participantes". Sintiendo que algo importante estaba pasando, aunque se recibiera poca ayuda de las instituciones, los artistas postales se encargaron de organizar sus propias exposiciones y así asegurarse el reconocimiento del medio elegido. En mi libro, International Cooperation: Mail Art Shows, 1970-1985, documenté 1.335 muestras de arte correo entre 1970-1985. Sin duda hubo muchas más.
 
 

La red comenzó a hacerse eco de los criterios del artista Fluxus Robert Fillion, que desarrolló el concepto de Eternal Network de artistas. En 1973, en un número de la revista FILE, escribió:
 
 

Si es cierto que la información sobre el conocimiento de la investigación de arte moderno es más de lo que ningún artista puede comprender, entonces el concepto de vanguardia está obsoleto. Con información incompleta, quién puede decir quién está al frente y quién no. Yo sugiero que se considere a cada artista como parte de la Eternal Network, como un concepto mucho más útil.
 
 

En los años setenta, la Eternal Network se fortaleció. Antiguos participantes con buena reputación en el mundo del arte abandonaron, pero otros artistas aislados comenzaron a aparecer desde todas las partes del mundo y fortalecieron una creciente comunidad de artistas que utilizaron el sistema postal para su estructura de comunicación.
 
 

La evolución del arte correo también recibió ayuda de las publicaciones, que tomaron como suya la causa conviertiéndose en centrales de información. La primera publicación importante unida a red fue FILE, editada por el colectivo de arte canadiense General Idea. Pero a mediados de los setenta, General Idea centró su atención en otras cosas, reflejando el movimiento de artistas muy conocidos fuera del arte correo. La revista Umbrella, editada por la bibliotecaria de arte Judith A. Hoffberg, llenoó el hueco.
 
 

A finales de los setenta y hasta mediados de los ochenta, Umbrella se convirtió en la publicación de referencia para el arte correo. En cada número, se anunciaban las listas de exposiciones y proyectos de arte postal, incrementando las listas de nuevos participantes en la red.
 
 

Al hojear Umbrella, se ve el rastro de las actividades de arte correo al principio de los ochenta:
 
 

1980:

Colección Fluxus en la libreria Ecart en Ginebra, Suiza.

Mohammed Center of Restricted Communication, Genova, Italia.

Libreria Other Books and So, Amsterdan, Holanda.

Arte Postale # 10 por Vittore Baroni, Italia.

Commonpress # 33 editado por Russell Butler (Buzz Blurr).

Des Moines Festival of the Avant-Garde anuncia la formación del Performance Bank (Fred Truck).

Exposición de Arte Correo para la puesta en libertad de Buster Cleveland de una carcel californiana.

AU artspace solicita obras para la exposición "Japan Modern Art 80.

Rubberstampmadness comienza su publicación.

"Electroworks", exposición de arte por fotocopia en la George Eastman House, Rochester, Nueva York.

Bern Porter declara que él hacía arte correo en 1920.

Anna Banana completa su segundo Bababa Olympics.

Xerox, exposición dirigida por Ginny Lloyd en La Mamelle, San Francisco, California.

Lon Spiegelman plantea interrogantes sobre el pago de coutas para los catálogos de arte correo.

Se censura la exposición de arte correo de Michael Duquette (Toronto, Canada).

Se publica Ulises Carrion´s Second Thoughts.

Libellus, publicación mensual de arte correo editada por Guy Schraenen, Bélgica.

Johan van Geluwe, Bélgica, comienza su proyecto de museo (Commonpress 40)
 
 

1981:

Exposición de Artists postage stamp en Artpool, Budapes, Hungría.

Comienza el archivo C.D.O. en Parma, Italia.

Carlo Pittore abre La Galleria dell ‘Occhio en Nueva York.

John Held Jr. muestra "Las cartas de Mohammed".

VEC Audio Archives en Holanda.

Jean Brown Archives en Tyringham, Massachusetts, patrocina proyectos de arte correo.

E.F.Higgins saca a subasta sus Stamp Paintings en Nueva York.

David Cole y Paul Zelevansky crean la revista MC.

Lon Spiegelman celebra un taller sobre arte correo para niños en el County Museum of Art de los Angeles.

Harley anuncia el Primer Congreso Internacional de Arte Correo (no se llega a celebrar).

Henk Fakkeldij celebra un"mail art performance" llamado The Meeting en Utrecht, Holanda.
 
 

1982:

Interrupción de la comunicación con Polonia debido al estado de sitio.

Chuck Stake celebra su décimo aniversario en el arte correo.

Rimma y Valey Gerlovin editan una colección de sobres llamada "Letters to the USSR".

Edgardo-Antonio Vigo de Argentina publica el número 8 de la serie "Our International Stamps and Cancelled Seals".

Nattovning (Night Exercises) organizado por Peter Meyer para la Radio Nacional Sueca.

Comienza a publicarse International Society of Copy Artists Quarterly.

Se celebra en Philadelphia la Bookworks 82, una conferencia sobre libros de artistas.

Geza Perneczky comienza su actividad en la publicación de libros conceptuales.

Mike Bidner comienza la búsqueda de información sobre "artistamps" para un catálogo.

Se abre en Dallas, Texas la galeria Modern Realism para exposiciones de arte correo, Xerox, libros de artistas, sellos de caucho y Fluxus.

Primer Manifiesto Internacional del Arte Correo publicado por el veinte aniversario de la New York Correspondance School (C.D.O. Archive, Parma, Italia).

Se celebra el New York Cavellini Festival.

Michael Mollet distribuye su VW bus a través del correo.

Peter Horobin (Escocia) visita a Jurgen Olbrich en Kassel, Alemania.

Comienza a publicarse National Stampagrapic.

Se celebra en Washington D.C. la "Third National High School Postal Art Exhibition" organizada por Cracker Jack Kid.    
 
 

1983:

Se celebra la exposición "Correspondence as Art: An Historical Overview" dirigida por Mike Crane en la Universidad del Estado San Jose, California.

Gira de Anna Banana, "Why Banana?" por Estados Unidos y Canada, performance.

Ginny Lloyd abre la The Storefront Gallery en San Francisco para exposiciones de arte correo y actividades de performance.

Anna Banana publica About Vile.

Press Me Close hace camisetas con diseño de Lon Spiegelman, Carlo Pittore, Bern Porter y otros.

Piermario Ciani, Italia, publica Trax.

"Maine Mail Art Exhibition" con trabajos de Carlo Pittore, Steve Random, R.Saunders, y otros.

Se edita "Mail Music", un proyecto internacional de arte correo de Nicola Frangione, un album con 47 artistas.

Se estrena la pelicula "Mail Art Romance" que documenta la boda entre los artistas postales John y C.Mehrl Bennet.

Peter Kustermann publica el catálogo "Mail Art for Peace".  
 

1984:

Guy Bleus organiza el European Cavellini Festival 1984 en Bruselas.

Artpool, Budapest, Hungría, distribuye el catálogo "World Art Post".

Se celebra la exposición "Mail Art Then and Now" dirigida por Ronny Cohen en el Franklin Furnace, Nueva York, del 18 de enero al 10 de marzo.

Daniel Plunkett, Austin, Texas, publica el número 2 de ND.

Exposición "Injury by Jury Mail Art Show" dirigida por Cracker Kack Kid.

El 7 de febrero se inaugura la exposición "Works by Ray Johnson" en el Nassau County Museum.

H.R.Fricker visita Nueva York.

Una mesa redonda sobre arte correo en el 22 Wooster Street Gallery en Nueva York, patrocinada por Artists Talk On Art, provoca controversia..

Cavellini cambia su dirección postal.

Piotr Rypson muestra una retrospectiva de su archivo de arte correo en Polonia.

TAM comienza a editar un boletín mensual de la actividades del arte correo en Tilberg, Holanda.

Se publica "Mail Art About Mail Art" como Commonpress 55.  
 

Mientras que este ensayo trata, principalmente, de las circunstancias del arte correo y de su explosivo crecimiento en los ochenta, para entender mejor la década es necesario recurrir a nuestro conocimiento del pasado. Al profundizar en la investigación sobre arte correo durante la década, aparece claro que este no es tan sólo una progenie de Ray Johnson, ya que también es un desarrollo paralelo al movimiento de arte moderno, y que la compresión de esta extensa historia del arte correo puede aportarnos una perspectiva mejor de la red en los ochenta.
 
 

Es muy conocida la acción postal prototipo de Duchamp, cuando juntó cuatro postales y las envió a sus vecinos, los Arensbergs. Se entiende menos el impacto del movimiento futurista italiano en su actividad postal internacional. El grupo no solamente creó manifiestos, por los que son famosos, sino también tarjetas postales y cartas decoradas con el propósito de comunicar su extenso número de miembros y anunciar las posturas del grupo. Se han publicado en Europa dos libros dedicados al tema de la actividad postal de los futuristas, uno en Francia y otro en Italia.
 
 

La contribución de Fluxus al arte correo ya ha quedado bien constatada, no sólo en el desarrollo de hojas informativas para unir geograficamente a los participantes y en los proyectos colectivos llevados a cabo a través de la correspondencia, sino especialmente en el uso que Robert Watts hizo de los sellos de correo como medio artístico, el uso de varios miembros del sello de caucho y el papel de Ken Friedman en la recopilación de listas de envíos.
 
 

Debe destacarse que tanto el Futurismo como Fluxus tenían un funcionamiento muy firme de elementos artísticos en su repertorio, y esto se verá que también arroja luz en el arte correo de los ochenta. Como el Futurismo, Dadá y Fluxus, el arte postal es tanto una actitud como una forma de arte. A veces esta actitud estalla en una manifestación pública de emoción.
 
 

Así ocurrió durante la cotroversia de Franklin Furnace/Artists Talk On Art en febrero de 1984. Este acto galvanizó la red de arte correo y la forzó a examinarse a si misma. Durante este periodo de reflexión se publicó la primera gran antología de escritos de arte correo, Arte por Correspondencia: Libro de referencia para la Actividad de la Red de Arte Postal Internacional, editada por Michael Crane y Mary Stofflet. Continua siendo un trabajo destacado para documentarse. El mismo año, en la Interdada ‘84 en San Francisco, se reunieron un número inaudito de artistas postales.
 
 

El concepto de un Worldwide Descentralized Mail Art Congress lo desarrollaron en 1985 los artistas postales suizos Gunther Rüch y Hans Rudi Fricker y realizado al año siguiente. Personalmente, considero que esto fue uno de los más importantes progresos en los quince años que llevo en activo en el arte correo. Se celebraron más de 70 congresos con 500 participantes de 25 países. A cada congreso se le animó a que tratara los temas relacionados con la red (la naturaleza de los contactos interpersonales, el mercado del arte, archivos, comparación entre contactos de envíos masivos y la relación one-to-one, colaboraciones, etc...) y a informar de las conclusiones a los dos organizadores suizos. Gunter Rüch publicó un informe del Worldwide Decentralized Mail Art Congress en el que se recogieron las diversas opiniones.
 
 

Uno de los efectos más importantes del Mail Art Congress fue el hecho de que muchos artistas postales, que habían estado en contacto epistolar, tuvieron la oportunidad de conocerse personalmente. Esto no fue, en realidad, un nuevo progreso, ya que Ray Johnson ya había sido el anfitrión de muchos encuentros en los sesenta a través de la New York Correspondance School, pero estos fueron una amplia serie de encuentros de ámbito internacional sin precedentes.
 
 

Antes del inicio del Worldwide Decentralized Mail Art Congress, era perfectamente legítimo que un artista postal se quedara en casa limitándose a escribir cartas, sin tener que conocer personalmente a sus corresponsales para colaborar a un nivel internacional de la red. Pero desde 1986, año de celebración del congreso, estar verdaderamente involucrado en el arte correo significa que la mayoría participe en discusiones globales. Este fue un error previo a los debates de Franklin Furnace. Aunque los artistas postales pensaban que estaban de acuerdo, al encontrarse personalmente se dieron cuenta de que había una diferencia abismal entre ellos. Parecía que solamente se resolverían las diferencias si se reunian para discutirlas.
 
 

Como resultado del congreso se acometieron varios proyectos en colaboración. Jürgen O. Olbrich fue invitado a participar en la prestigiosa sección de performances de Documenta en Kassel, Alemania, su ciudad natal, y él invitó a otros compañeros a participar en su proyecto "City Souvenir". Esta "dilatada realización" se materializó en la preparación, por parte de varios artistas, de exposiciones en escaparates para reflejar las diversas obras o "souvenirs" de sus respectivas ciudades y una exposición colectiva en un gran almacén donde estos "souvenirs" se daban gratis a los desprevenidos compradores. Acudiendo donde estaba la gente, Olbrich y sus colaboradores (incluyendo a Chuck Stake de Canada) reflejaron el tema del Documenta 1987, que buscaba acentuar la armonía entre arte y vida. Casi mundialmente, a Documenta se la acusó de haber fracasado en su misión y en cambio haber retratado el mundo del arte como un mundo mercantilista. Pero el concepto de Olbrich sobre una realización global en la que el arte hay que llevarlo a la gente, todavía se mantiene como una idea brillante.
 
 

De nuevo en Alemania, esta vez en Minden, Jo Klaffki, más conocido como Joki Mail Art, convocó varios encuentros en un intento de hacer de Minden la Meca del arte correo. Desde el 26 de septiembre al 4 de octubre de 1987, se celebró el "Mail Art-Station-Minden" conjuntamente con el Minden Arts Festival. Ofreció la participación de los artistas postales Dobrica Kamperelic (Yugoslavia), H.R.Frcker (Suiza), Ruggero Maggi (Italia), A.Dudeck-Durer (Polonia) y los artistas germano-occidentales Achim Schnyder y Peter Kustermann, entre otros.
 
 

Joki escribió: "Hay alrededor de 1.000 artistas postales en activo con diferentes enlaces en la red internacional que se inspiran mutuamente. La manera más fácil para hacer esto es el correo. Aunque hubiera uno que desechara las obras de arte, siempre quedaría algún corresponsal altamente cualificado como realizador importante del movimiento del Arte Correo. Mucho más allá de la comunicación postal estaría el siguiente paso en la labor comunicativa, los contactos personales."
 
 

Esta urgencia por comunicar un arte vivo queda también de manifiesto en Uruguay. Clemente Padín, participante activo del arte correo desde finales de los sesenta, ha servido de inspiración a una generación entera de artistas sudamericanos. Poeta visual y acitivista político, Padín fue encarcelado durante algún tiempo en los setenta por sus actividades postales. Esto provocó una campaña mundial a través de la red postal para su puesta en libertad y la de su compatriota Jorge Carabello. El arte correo en Sudamérica adopta una postura política en respuesta a las condiciones de represión imperantes. De manera que no fue una sorpresa que se celebrara, en septiembre de 1987 y en el aniversario de la dictadura de Augusto Pinochet, un proyecto colectivo apoyado por la Asociación de Mail Art de Uruguay, en la que Antonio Ladra hizo una marcha como hombre-anuncio para hacer saber su preocupación por los peruanos. Padín escribió, "La cuestión no es solamente llevar el arte a la calle, sino transformar su significado social en acciones y trabajos que tienen que estar introducidos activamente en su desarrollo, haciendo referencia, ante todo, a aquellos problemas que se ocultan, sensibilizando a la gente, intentando darles ánimos para cambiar sus perspectivas. Y esa modificación cambiaría la obra de arte, su consumo e incluso la relación artista-espectador."

 

Dos de los "turistas" más incansables del arte correo son Shozo Shimamoto y Ryosuke Cohen de Japón. El "turismo" se ha convertido en un subgénero del arte correo derivado del concepto de H.R.Fricker que amplia la experiencia postal a la experiencia de vida. Cohen y Shimamoto vinieron a los Estados Unidos en 1987 después de su exitoso viaje por Europa oriental y occidental en 1986. Cohen es bien conocido por su proyecto Brain Cell, en el que reune elementos específicos de diseño recibidos de sus corresponsales y los combina en una hoja. Shimamoto es una de las figuras más respetadas en el arte correo. En los años cincuenta pertenecía al movimiento Gutai, que tuvo un impacto enorme al llevar a Japón, de manera progresiva, conceptos de arte. Hoy día dirige AU, un sindicato de artistas para el arte sin clasificar. Su gira por norteamérica en 1987 incluyó escalas en Baltimore, San Francisco y Calgary. En cada ciudad tuvieron contactos con participantes en la red y realizaron la acción "Networking on the Head" de Shimamoto en la que, su cabeza rapada, sirvió como pantalla de proyección para mostrar las diapositivas que había recibido de distintos artistas postales de todo el mundo. 

 

La actuación de Shimamoto en Dallas el 28 de julio de 1987 coincidió con el centenario de Marcel Duchamp. Para acreditar este hecho, realizamos un acto en honor de Duchamp en un club de Dallas que, muy apropiadamente, se llamaba Club Dada. Ryosuke me cortó el pelo y yo lo pegué en la parte de atrás de la cabeza de Shimamoto formando una estrella. Este era un tributo a la acción de Duchamp de 1919 (ó 1921, depende de la fuente consultada) y que algunas veces llamó "Tonsure", en la que Duchamp se hizo cortar el pelo de la parte de atrás de la cabeza formando una estrella. Este fue uno de los primeros ejemplos de lo que ahora se considera "Body Art".

 

A finales de los ochenta, la performance es una parte destacada dentro de la red postal -la prolongación de la experiencia postal para vivir acciones colectivas por parte de los integrantes de la red. 

 

Si este aspecto del arte correo tiene sus raíces en el Futurismo, Dada y Fluxus, debemos recordar que hay otros elementos de creatividad comunes con estos precursores del arte postal. Estos movimientos también tuvieron una gran influencia en la palabra escrita (y publicada). También el arte correo tiene su parte de figuras literarias -Jack Saunders, Al Ackerman, David Zack, John M.Bennet, Joel Lipman y George Myers - por citar solamente algunos de ellos.

 

 

El aspecto literario del arte correo ilustra los vínculos que este tiene con otras vanguardias, otros géneros alternativos, marginales o contraculturales (llaménse como se quiera). Los escritores antes mencionados están unidos tanto a la pequeña escena de publicaciones literarias como el arte postal. Donde mejor se ilustra es en los artículos del columnista Steward Klawans en la revista Nation que,ocasionalmente, escribía artículos para una revista llamada Small Scene. En sus columnas de 1988, Klawans mencionó a los artistas postales Saunders, Ackerman, Anna Banana y Cracker Jack Kid en relación a su investigación sobre la escena de pequeñas publicacione alternativas. 

 

Otro género que ha aumentado su conexión con el arte correo es la música alternativa. La revista ND de Daniel Plunkett tiene su origen en este campo. Los artistas postales Monty (Istvan Kantor) Cantsin, Rod Summers de Holanda con su VEC y el italiano Vittore Baroni y su proyecto TRAX llevan tiempo trabajando con el sonido y las formas de arte con audios, mostrando su convergencia con la música alternativa. Hay muchos otros artistas postales que se interesan por esto: Peter Meyer de Suecia, Minoy en Los Angeles, James "Six-.Fingered Nunzio" Cobb en San Antonio, Gerald X.Jupitter-Larsen y su grupo los Haters en Canada y Nichola Frangione de Italia, que grabó el album "Mail Music", por citar sólo algunos.  

Los editores de publicaciones de arte correo también tienen grandes lazos de unión con los fanzines y la prensa alternativa. Editores como Dobrica Kamperelic de Open World, Daniel Plunkett de ND y Rund Jansen de The TAM Bulletin, tienen mucho en común con otros editores de ciencia-ficción, música, anarquismo y temas libertarios. 

Pseudo-cultos como la Church of the Sub-Genius tiene afinidad con los artistas postales que comparten el tipo de vida Dada de la Church. El propio culto-dentro de-un-culto del arte correo, el Neoísmo, atrajo mucha atención a finales de los ochenta, tanto dentro como fuera de los rigurosos límites del arte postal.

  Y tal vez sea esta la cuestión: ya no existen límites rigurosos. Me sorprendió cuando Lloyd Dunn, editor del excelente periódico en fotocopia Photostatic, me escribió diciendo que él no era un artista postal, sino un participante de la red interesado en la fotocopia. Y así sucede que el interés por la fotocopia y las ediciones de arte correo coinciden. 

Estos grupos varios con intereses determinados, y no deseo excluir a los entusiastas por los sellos de caucho que disfrutan de una larga historia en el arte correo, se están encontrando con que éste ha establecido redes y estrategias que también están a su disposición (como la estructura para exponer el arte postal o sus publicaciones, de las cuales cada colaborador recibe un ejemplar gratuito).  

Con todas las combinaciones que se están produciendo existe la posibilidad de que el arte correo pudiera perder su propia identidad, fracturándose en una miríada de subgéneros. Pero el arte correo tiene una historia sólida: Dada, Futurismo, Nuevo Realismo, Fluxus, Ray Johnson. La gran fuerza de la red postal internacional consiste en que ha sido como un paraguas para campos tales como el audio, los sellos de caucho, los sellos postales de artistas, el arte por fotocopia, las publicaciones, la poesía y la literatura, el arte por ordenador, el performance y muchos otros.

  De todas formas, hasta aquí, el arte correo está demostrando ser una Eternal Network. Se ha difundido por medio de publicaciones como FILE y Umbrella, aun cuando estas derivaran su atención hacia otros temas, la forma de arte se adaptó y encontró nuevas vías para que se escuchara su voz. Las corrientes en el arte correo vienen y van. Los sellos postales de artistas, las exposiciones de arte correo, los sellos de caucho, el "turismo": cada una fluctua según los intereses personales y las modas del momento. Incluso los países van y vienen en la actividad postal de la red. Italia ha sido, tradicionalmente, una voz activa en el arte correo. La actividad frenética de Shozo y Ryosuke en nombre del arte postal ha dado a Japón un papel predominante en la actual red.. La Unión Soviética está empezando a navegar por las aguas del arte correo. Pero Australia, aunque aún tiene grandes entusiastas como Pat y Dick Larter, ha perdido mucha energía de la que aportó a principios y mediados de los setenta.

  

También los temas vienen y van en el arte correo. Desde hace algunos años, la filosofía Neoísta se ha extendido. El "turismo" se ha convertido en parte integral de la experiencia en la red. Y desde 1988, el Plagiarismo es un concepto destacado gracias a los Festivals of Plagiarism celebrados en Londres, San Franciscmo, Madison y Wisconsin. 

A finales de los ochenta, se plantearon conceptos fundamentales sobre el arte correo. Surgió el tema de los archivos. ¿A quién pertenecen realmente, al que los recibe o al que los crea y los envia por correo? ¿Se pueden vender? (y acaso lo más importante, ¿hay alguien que quiera comprarlos?). En 1987, Vittore Baroni, en una edición especial de su influente revista Arte Postale, se atrevió a declarar que el arte correo y el dinero se llevaban bien. Y muchos estuvieron de acuerdo con él en que hay veces en que así ocurre.  

Otro concepto de controversia debatido al final de la década fue la integración del arte correo dentro del marco del arte tradicional establecido. En el catálogo de la exposición "Corresponding Worlds-Artists’ Stamps", su director, Harley (artista postal durante mucho tiempo), escribió:

  Me doy cuenta de que este es un acercamiento polémico a una red de arte correo que está orgullosa de sus orígenes como alternativa al laberinto del mundo tan politizado del arte en las galerias, los museos y los coleccionistas. Personalmente, creo que la integración de la estructura del mundo del arte tradicional y la red de arte correo es inevitable. Mi respuesta es que el artista postal debería jugar un papel central en esta integración.

  Lo que sí se puede decir con seguridad sobre el arte correo es que su historia nunca ha sido sombría. Esta vitalidad es lo que diferencia al arte postal de otras formas de arte más estáticas. La Eternal Network marcha a su propio compás hacia un futuro de promesas indefinidas

John Held, Jr.

Dallas, Texas

Febrero 1990

La Red de Arte Postal en los noventa

En este artículo, continuación del publicado previamente "La Red de Arte Postal en los Ochenta", intento mostrar cómo recientes acontecimientos políticos, temas de interés, exposiciones específicas y las nuevas tecnologías de comunicación, están apuntando hacia direcciones que la red de arte postal internacional perseguirá en esta década.

   

A través del artículo, he usado los términos mail art -arte postal- y networking -red-, indistintamente. La palabra red es un término aceptado universalmente en el arte postal desde que Robert Filliou desarrolló el concepto de Eternal Network -Red Eterna-, a finales de los años sesenta. Este concepto se utilizó para describir "un centro internacional de creación permanente", en el cual los participantes eran "personas que comienzan, personas que lo dejan". Y mientras que los colaboradores de la Eternal Network son miembros que van y vienen, la red en sí permanece siempre.

   

Esta ha demostrado ser la realidad del arte postal, cuya mayor contribución no ha sido la creación de obras de arte concretas, sino la creación de una estructura abierta y democrática, en la que los participantes pueden intercambiar arte e información y, en el proceso, aprender sobre las maneras en que se comunica la experiencia artística.

   

A finales de 1989 recibí una carta de un crítico de rock finlandés que acababa de visitar a un amigo común en Rumania. Me escribió para contarme que mi corresponsal rumano no sabía nada de mí desde hacía tiempo, y se preguntaba si la causa era la censura del gobierno rumano o porque no tenía tiempo para escribirle.

   

Después de contarme las circunstancias en Rumania ("También se necesita permiso si se quiere que haya más de cuatro personas en una habitación al mismo tiempo, sean o no sean rumanos"), me explicó que:

   

... puedes entender cuánto significa para ______ y para otras personas de la red postal en Rumanía estar en contacto con el exterior. Pero la policía secreta confisca todo lo que no entiende, incluso si no es claro que sea en contra del régimen. Así que no importa si es algo político; si no están seguros, lo paran. ______ está preocupado por si no has recibido sus cartas y quiere que sepas que él siempre responde a tus cartas y seguirá haciéndolo aunque parezca que no es así.

   

Debo admitir que, a veces, cuando escribo tópicos sobre el arte postal fomentando "la cooperación artística internacional" y estableciendo un nuevo "vocabulario común", me asaltan dudas. El parpadeo de luz es tan pequeño que nunca sabes si la chispa se puede ver. Y entonces llega una carta como esta y se confirma que sí, que una persona puede marcar la diferencia. Al menos una .

   

Poco después de que me llegara la carta, los muros de la Europa del Este se vinieron abajo. Esto significó, además de una mayor libertad política y social, una mayor libertad artística para mucho creadores que trabajaron, durante mucho tiempo, bajo un gobierno represor. Se puede decir, sin temor a equivocarnos, que el arte postal desempeñó una función integrante manteniendo abiertas sus líneas de comunicación en tiempos difíciles.

   

En una carta fechada el 12 de diciembre de 1989, Gyorgy Galantai, uno de los artistas postales húngaro más activo, escribía sobre el catálogo que adjuntaba:

   

Me complace poder enviarte -seis años después- este ejemplar de Commonpress Hungary. Aunque este catálogo se acabó de imprimir en enero de 1984, debido a circunstancias políticas (la exposición se prohibió, yo estuve bajo control policial, mis colaboradores tenían miedo), solamente se pudieron hacer algunos ejemplares mediante fotocopia.

 

  Ahora, por fin en una República Húngara más abierta, puedo mostrar públicamente aquél material prohibido y editar el catálogo de Commonpress 51 como yo quería y con la calidad que yo pretendía.

   

Incluso la Unión Soviética ha estado expuesta a las ondas expansivas de la red de arte postal. El número de octubre de 1989 de la astuta revista soviética de arte Iskusstvo incluía un artículo escrito por Serge Segay con el título "Where the Secret is Hidden" -"Donde está escondido el secreto".

   

Según nos adentramos en los noventa, nos encontramos en un mundo mucho más abierto. Un mundo en el que el libre caudal de información pasa a ser requisito indispensable para la continuidad armoniosa de la situación general.

 

  Una de las consecuencias directas de esta nueva apertura es el proyecto Sacred Run Europe 1990 -Carrera Sagrada por Europa- que llevará a los artistas postales japoneses Shozo Shimamoto, Ryosuke Cohen y Mayumi Handa por Alemania del Este, Polonia, Finlandia, Noruega y la Unión Soviética (Leningrado, Tartu, Riga, Kiev y Moscú). "La "Run for Land and Life" -Carrera por la Tierra y la Vida"- es una llamada a personas de todo el mundo para que se movilicen contra el Camino de una Vida más sana y más pacífica, iniciada por los Movimientos de Paz de los Indígenas Americanos y por los Japoneses". Aportando servicios de apoyo a los participantes Indígenas Americanos, los tres japoneses enviaron obras e información sobre coches de artistas postales de todo el mundo. Como preparación para la Sacred Run (6 de agosto-13 de octubre, 1990), la comunidad de artistas postales ha ofrecido, no sólo su arte, sino también lugares para que se hospeden. Y no hay duda de que, a los artistas japoneses, se les unirán otros compañeros en el viaje. El éxito de este proyecto hará mucho en favor de otras colaboraciones entre artistas postales durante los noventa. A menudo, el arte correo sirve como plataforma cuando las relaciones postales producen contactos personales y se trabaja para propósitos culturales y sociales.

   

El arte postal está en constante evolución, pero es una evolución que sucede lejos del sistema principal del arte. Según nos vamos adentrando en los noventa, todavía es "un secreto escondido". Aunque hay llamadas reiterativas en pro de un arte socialmente más comprometido en la prensa del arte, se ignora el arte postal en esta discusión. Una de las razones para esto es que el género requiere que uno se involucre en él. Para conocer el arte postal hay que hacer arte postal. Artículos como este sólo pueden hacer alusión a sus preocupaciones e inquietudes pero, en realidad, son tan diferentes como número de personas participantes.

   

Pero ciertas ideas suelen adentrarse en la red con vida propia. Actualmente, la mayor preocupación es la Huelga de Arte, 1990-1993. Si se sigue al pie de la letra, el comienzo de los noventa va a ser un tiempo de barbecho para un medio explosivo. Pero no creo que muchos participantes de la red se adhieran totalmente a este concepto. En este momento, es demasiado problemático querer ser práctico. Y como veremos, la Huelga de Arte es más un punto de partida que un punto final.

   

La Huelga de Arte sirve a un propósito en la situación actual del arte postal. Es un agente de limpieza que pretende que los artistas piensen el porqué hacen arte y a quién sirven con ello. Después de hablar con Stewart Home, quien creó el concepto, opino que éste está intrínsecamente relacionado con el sistema de clases inglés y el acuerdo de la política de extrema derecha y extrema izquierda que allí influye. Por esta razón, la mayoría de los norteamericanos, y aún más los que viven fuera de Inglaterra, encuentran difícil comprender los argumentos.

   

Si, de alguna manera, el impacto político de la Huelga de Arte está mitigado por un desconocimiento de la estructura de clase británica y la política, es más fácil relacionarla con las inquietudes estéticas del Comité de Acción de la Huelga de Arte. En un artículo de la revista Smile, Home escribe sobre el arte postal, la comercialización del arte y las diferencias entre arte y creatividad:

   

En cualquier caso, el término Arte Postal es una denominación inapropiada. Las palabras, las imágenes y los objetos que se escriben, se dibujan, se pintan y se editan, son intercambiados sin intereses, no están mediatizados por los más avanzados intercambios monetarios de la época capitalista. La inmensa mayoría de las obras intercambiadas no poseen un valor material y, por lo tanto, no pueden ser consideradas como arte, como una subdivisión de la cosificación, que se caracteriza por un intercambio en el que media el valor monetario así como un contenido ideológico. Algunas obras de "arte postal" pueden ser comercializadas después y negociadas por dinero, pero es muy difícil que esto ocurra, los artefactos en cuestión no pueden ser considerados arte como tal. La mayoría de las obras de arte postal se crean porque sus "creadores" creen que el trabajo empleado en estas obras tienen, en cierto modo, un "valor moral". Para las personas involucradas, la ética del trabajo tiene un significado casi religioso que se conceptualiza como "creatividad" (la idea de que el trabajo de producción intelectual y de imágenes es la recompensa misma y debe de ser alcanzada sin pensar si se le va a pagar o no). Los seguidores de este credo a menudo confunden los términos "arte" (productos creativos que tras un proceso aleatorio de selección, los utilizan los capitalistas para almacenarlos cuando la inflación hace estragos en la economía) y la creatividad...

   

Por supuesto que nuestro análisis puede ser incorrecto pero, al menos, se puede poner a prueba. Durante tres años, 1990-1993, abandonaremos cualquier forma de creatividad, activismo, intervención cultural. Tres años es el periodo mínimo durante el cual se puede evaluar el impacto de esta estrategia: no esperamos el derrumbamiento del capitalismo al final de este periodo, y no dudamos de que los recuperadores, tanto de la izquierda como de la derecha, harán lo que sea para mantener la infinita reproducción del sistema al que nosotros nos oponemos...

   

El diálogo creado por la Huelga de Arte ha sacudido a la colectividad del arte postal como ninguna otra acción lo ha hecho desde el Congreso Mundial de Descentralización del Arte Postal en 1986, cuando 500 artistas de 25 países participaron en más de 80 reuniones.

   

Tras una primera reacción de duda y confusión -en un sello de artista aparece la leyenda "Tonta Huelga Pretenciosa (1990-1993)- los artistas postales han acogido la Huelga de Arte de una manera característicamente irreverente, socialmente comprometida y creativa.

   

En un proyecto sonoro colectivo, Cracker Jack Kid (Chuck Welch) envió una cinta que llamó Art Strike Mantra, 1990-1993, para que se grabara y se le devolviera para su recopilación. Desde Yugoslavia, Andrej Tisma, participante en el arte postal desde hace mucho, escribe:

   

Ahora que conozco las razones para la Huelga Internacional de Arte 1990-1993, anuncio que yo la apoyaré pero en Yugoslavia, país donde vivo y donde hago arte, no tendrá sentido porque:

   

1. Aquí todavía no hay un mercado de arte.

2. Los precios de las obras son tan bajos que no se vende nada. Se hace arte por razones de placer, filosofía y creatividad.

3. Solamente tenemos algunos críticos y coleccionistas de arte y no tienen poder o influencia sobre los artistas.

4. No hay que pagar a las galerías por exponer y ellos sí te pagan. Las exposiciones no son comerciales en absoluto, ya que los artistas alternativos pueden exponer en galerías oficiales.

5. Aquí, la cultura seria apenas existe. Está reprimida por la cultura sencilla de los campesinos, de manera que nuestro objetivo es desarrollar y apoyar la cultura.

    Yo sugiero a todos los huelguistas de arte que vengan y se establezcan en Yugoslavia durante los años de 1990 a 1993 y continúen haciendo arte y exposiciones.

  Mientras que él ha dejado de editar la revista Phtostatic durante la Huelga de Arte, Lloyd Dunn ha comenzado a distribuir Yawn: Sporadic Critique of Culture -Bostezo: Crítica Esporádica a la Cultura. Dunn escribe que "La Huelga de Arte ofrece la crítica más agresiva y consistente disponible al statu quo de la producción y el consumo y a su estructura de poder". Y algo llamado Forced Art Participation (FAP) 1990-2001, ha aparecido en Yawn en un intento de "integrar la idea mental de’arte’ en la rutina diaria de todos los individuos".

 

  Mi modo personal de plantearme la Huelga de Arte, 1990-1993, es examinar las razones de mi propia participación cultural. Para ver si el arte es una proyección individualista del propio ego por encima de otros o si, después de quince años de estar en la red internacional de arte postal, soy capaz de evitar el término arte y así fraguar un nuevo híbrido de arte y vida hacia la realización de una perspectiva mundial que me permita, en alguna medida, la comodidad personal.

   

Debido a la Huelga de Arte se ha producido un profundo debate. Y no hay duda de que habrá más interrogantes y se desarrollarán nuevas estrategias para alcanzar incluso conclusiones más trascendentales durante el periodo de 1990-1993.

   

La declaración de Home de que "Algunas obras de "arte postal" pueden ser comercializadas después y negociadas por dinero, pero es muy difícil que esto ocurra en un futuro previsible..." ya está siendo rebatida y probablemente se convierta en uno de los temas principales que se tratará en los noventa.

   

Del 7 al 30 de diciembre de 1989, en la galería Davidson de Seattle, Washington, se celebró una "Exposición Internacional de Sellos de Artista" coordinada por James Warren Felter de Vancouver, Canada. En 1976, Felter fue el coordinador de la exposición "Sellos de Artistas e Imágenes de Sellos" en la Universidad Simon Fraser de Burnaby, Canada, la primera en que se recopilaron sellos de artista para que el público los viera. También se editó un catálogo excelente, siendo uno de los primeros más importante en la literatura sobre el tema. De manera que cuando Felter lanzó la propuesta a principios de 1989 para que le enviaran sellos en hojas firmadas y numeradas para su exposición y venta, se le dio el respeto que él merecía como pionero que era en el medio. Pero esta petición hizo surgir varias cuestiones importantes para los artistas postales, que serán examinadas con más detenimiento en la década que viene.

   

Las cuestiones planteadas son la venta de arte postal u objetos relacionados con él, y si la exposición y catálogo merman la tradicional naturaleza abierta de las clásicas convocatorias de arte postal ("sin cuotas, aceptación de todos los trabajos, documentación a todos los participantes").

   

Primero he de decir que yo fui uno de los artistas postales que aceptaron la invitación de Felter para participar en la exposición de la galería Davidson. Lo hice por la importancia histórica de Felter en este campo y por la creencia de que el arte postal, cuando se coordina debidamente, puede entrar en el sistema y competir, tanto visual como conceptualmente (no necesariamente en la cuestión económica) con cualquier otro arte que se hace actualmente. Además, aunque los artistas que hacen sellos puedan comercializarlos con éxito a través de la estructura de una galería, no significa que no puedan seguir regalando sus obras a través del intercambio por correo. Cada método de distribución puede existir en su propio ámbito.

   

Pero entonces recibí una llamada de una coleccionista de "cinderellas". Esta es una rama de la filatelia que se ocupa de sellos de correo, precintos y etiquetas que no tienen valor para ser utilizados en el correo. Recientemente, se ha publicado un libro titulado Lick Em, Stick Em: The Art of the Poster Stamp, que trata uno de los aspectos de este particular campo dentro de la colección de sellos.

   

La llamada que recibí se debió al interés del coleccionista/marchante en los sellos de artista que había conocido por la exposición de la galería Davidson. Como marchante, quería saber más del tema y tener otras fuentes de información para promocionar los sellos de artista entre sus clientes. Le sugerí que se pusiera en contacto con los artistas directamente y que, con las obras que le enviaran, hiciera un catálogo. Esto le daría una idea general del tema y le involucraría en el proceso del arte postal. Por otra parte, los artistas apreciarían su interés y el catálogo que él hiciera también contribuiría al desarrollo de este género, todavía inestable dentro del arte postal.

   

En vez de hacer lo que le sugerí, el marchante envió una carta a los artistas postales, que yo recibí por otra vía, pidiendo "deseamos saber qué obras tiene disponible, en este momento, para tratar los detalles de bien comprar su obra o prestarla, con condiciones a establecer". Y además, el marchante decía: "Espero poder establecer una relación que sea, no sólo mutuamente beneficiosa, sino que también sea positiva para el fomento del coleccionismo de Sellos de Artista en el mundo". Pero esto no ocurrirá nunca si una de las partes de ese "beneficio mutuo" no se preocupa lo suficiente por descubrir de qué va realmente el arte postal. Cualquier otra manera de querer involucrarse está destinada a ser superficial. Y como ocurrió con Ronny Cohen en la Franklin Furnace/Artist Talk sobre el embrollo del arte en los ochenta, el coleccionista oportunista saldrá escaldado por la posición de los artistas que, con toda razón, se enfadarán con la gente que trasgiverse el arte postal para intereses personales, o quiera ganar dinero en detrimento de una red libre y abierta.

   

Uno de los marchantes que sí está haciendo bien las cosas es Barbara Moore, propietaria de la Bound and Bound, en la ciudad de Nueva York. El marido de Barbara, Peter, fue el fotógrafo "oficial" de Fluxus. Sus fotografías salvaron muchos momentos de las performances que, de otra manera, se hubieran perdido. Juntos, los Moore han sido defensores incansables de Fluxus, y Barbara ha escrito sobre este movimiento en revistas como Artforum. Ella coordinó la exposición "La Página como Espacio Alternativo", en la Franklin Furnace, que fue una mirada profunda a las publicaciones diseñadas por artistas. Más recientemente, Moore coordinó una exposición llamada "El Libro está en el Correo", que mostró a artistas como Eleanor Antin, George Brecht, Buster Cleveland, Pawel Petasz (Commonpress), Robert Fillious, Henry Flynt, Gilbert y George, Guerrilla Art Action Group, Ray Johnson, On Kawara, George Maciunas, Mieko Shiomi, Daniel Spoerri, Wolf Vostell y Robert Watts. En el prólogo del catálogo, Moore escribe:

   

Esta exposición no es un informe sobre el arte postal. Está intencionadamente limitada a los modos en que los artistas han utilizado el correo como proceso de producción y difusión de publicaciones tipo libros o trabajos secuenciales. Trata más de "envíos" que de arte "postal", comunicación que trastoca los procedimientos establecidos y la creciente internacionalización de la vanguardia que, antes de la aparición del fax, utilizaba las oficinas de correo como medio más eficiente para erradicar las fronteras geográficas e institucionales.

 

  La gente todavía es cauta sobre la institucionalización del arte postal, pero éste está seguro de atraer su parcela de atención en esta década hacia el contexto de las bellas artes. Y los resultados serán buenos y malos. Siempre es interesante ver cómo anteriores movimientos subversivos e ignorados, como Fluxus y el Situacionismo Internacional, están institucionalizados por el sistema del arte. Creo que esto será lo que suceda con el arte postal en la década que viene. Pero llevo pensando esto desde 1978 así que, quién sabe.

   

El otro planteamiento que suscitó la exposición de sellos de artista en la galería Davidson es si su acercamiento al arte postal está reñido con su naturaleza democrática. La abierta estructura del medio ha causado el crecimiento del arte postal a las proporciones que ha alcanzado. Todo el que quería participar, lo ha hecho. Hay pocos obstáculos para los recién llegados. La mayoría de los proyectos y publicaciones siguen las mismas pautas que las exposiciones: se lanza una convocatoria general y se incluye a todos los que respondan. De vez en cuando, un organizador, aludiendo a la calidad desigual de los participantes, intenta limitar su proyecto a algunos artistas que él/ella decida invitar. Y si bien es cierto que el organizador está en su derecho a organizar el proyecto como le apetezca, este acercamiento de invitaciones limitadas oscurece el espíritu abierto del arte postal. En realidad, la gente que emplea este acercamiento muestra más de su personalidad que del arte. A veces, los resultados honestos y desiguales pueden volverse contra aquellos que quieren tener control sobre la red. Es como querer controlar el océano: va donde quiere y ningún tipo de control va a hacerlo más calmado o que fluya en una dirección específica.

   

Pero volvamos a las declaraciones de Barbara Moore sobre el fax en las que decía que era "el medio más eficiente para erradicar las fronteras geográficas e institucionales". ¿Es el fax un complemento o una amenaza para el arte postal? ¿Hace que su rapidez aumente la efectividad de la tecnología sobre el tiempo de llegada que en el caso del sistema postal es más lento? Probablemente, comenzaremos a barruntar la respuesta a estas preguntas en los noventa.

   

En el ejemplar de Artweek del 18 de enero de 1990, aparecía una crítica de la exposición "Información", coordinada por Robert Nickas, y que mostraba setenta obras enviadas por fax a la galería Terrain en San Francisco, por parte de artistas como Peter Halley, Nancy Spero, Vito Acconci y Hans Haacke. Como exposición de arte postal que era, lo recibido se colgaba en la pared con chinchetas. El autor del artículo, Anthony Aziz, escribe que: "Si el fax es, esencialmente, una manifestación visual de una llamada de teléfono, la única ventaja importante para el arte es su habilidad para proporcionar un nuevo vehículo para difundir información. Un medio que los artistas pueden explotar como cualquier otro medio periférico que no tiene cabida en las galerías -arte postal, vídeo, televisión por cable, arte en la calle, performances". El artículo también hace referencia a la exposición, en el verano de 1989, en la galería Capp Street Project de San Francisco, con artistas de la Border Arts Workshop, quienes instalaron una "red internacional de fax". Este componente de la exposición "pretendía unir comunidades, de fronteras geográficas y económicas, poniendo a su disposición la tecnología de comunicación avanzada para aquellos que, de otra manera, no tendría acceso a ella".

   

Obviamente, hay un lugar para el fax en la red de arte postal. Al menos, como manera de saber las fechas tope de las convocatorias. En el mejor de los casos, utilizar un medio más rápido que el sistema del correo. El arte postal utilizará la tecnología del fax como lo hace con cualquier otra tecnología de comunicación, en la medida en que el artista considere que conviene a una situación concreta.

   

Los ordenadores son otra innovación tecnológica cuyo uso está incrementándose en la red de arte postal y que ha sido un tema de discusión durante años. Guy Bleus (Bélgica), Charles Francois (Bélgica) y Ruud Janssen (Holanda) han escrito sobre el impacto de los ordenadores en la red. Pawel Petasz, pionero artista postal de Polonia, ha celebrado una exposición de arte postal por ordenador titulada "Square 88". Fred Truck, de Des Moines, ha recopilado, en ordenador, una relación de performances que ha atraído la participación de muchos artistas. Actualmente, se publica un Informe del Banco de Performances.

   

Parece que hay varias direcciones que el artista postal puede escoger en la nueva tecnología. Los trabajos por ordenador se envían a través del sistema postal, las redes se están estableciendo por modems, la información se almacena para recuperarla y ponerla al día más rápidamente, y se están creando disquetes como auténticas obras de arte.

   

Uno de los ejemplos más representativo de arte gráfico por ordenador que yo he visto son los sellos de artista creados por Gene Laughter de Richmond, Virginia, quien participaba en la red hace años. Utilizando un escáner, Laughter tomó imágenes relacionadas de arte postal que escogió en la red así como diseños propios, y creó uno de los sellos gráficos de artista más magnífico del género. Charles Francois utiliza una cámara de vídeo para hacer retratos de artistas postales que le visitan en Liege, Bélgica y los añade a sus envíos. Ojalá conociera más el tema. Y lo haré, ya que acabo de comprar un Macintosh. Parece que, en los Estados Unidos, es el programa a elegir, mientras que en Europa la mayoría de los artistas postales utilizan el Commodore y el Atari. Esto no es un problema para la transmisión de información ya que, en este aspecto de la tecnología, prevalece la normalización.

 

  En 1983, Ruud Janssen comenzó a editar su TAM Bulletin, una publicación de arte postal que hacer circular información sobre convocatorias, publicaciones y proyectos. Después de alcanzar una edición de 400 ejemplares, Janssen decidió dejar de editarlo en papel. En 1988, el TAM Bulletin "comenzó a editarse en ordenador de manera que, cada boletín, pudiera ser enviado -’uploaded’- a dos ordenadores centrales. Después de que se envía el boletín, éste puede ser leído por cualquiera que tenga acceso a un ordenador con modem":

   

El proyecto de investigación en el que he estado trabajando durante varios años, Arte Postal: Una Bibliografía Anotada, se ha grabado en disquetes de ordenador e introducido en una vía de Pagemaker. Es obvio que las herramientas de archivo de los ordenadores es algo que debemos comenzar a utilizar. Y la base de la mayoría de los artistas postales son sus archivos. Charles Francois hace una lista de todo el correo que envía y recibe, las exposiciones en las que participa y hace anotaciones cuando sus corresponsales incluyen su símbolo RAT (para un proyecto futuro). Con esta información, piensa editar, cada año, un "RAT Belgium Annual Report".

   

Guy Bleus, uno de los teóricos clave de la red, acaba de unirse a la era informática. Será interesante ver el uso que hace de la tecnología, ya que él posee uno de los archivos más completos del mundo. Uno de sus primeros proyectos, una relación de todas las ediciones de Commonpress, es un proyecto ejemplar de documentación sobre arte postal. Bleus escribe que "la transformación del ‘arte enviado por correo’ en ‘arte postal electrónico’ (o arte postal informático, de PC, por modem, online, etc...) no será una amenaza de momento, y la red existente se ampliará con las nuevas tecnologías".

   

Otros están trabajando con ordenadores como si fueran pinceles electrónicos y como obras de arte en y por si mismos. Eric Finlay, que vive en Londres, Inglaterra, y tiene más de setenta años, se ha lanzado a los ordenadores como pato al agua. Ha abandonado su considerable talento como pintor (él enseñó a Carlo Pittore en la Slade School) para trabajar intensamente con el ordenador Amiga. Rod Summers, bien conocido en la red por su trabajo sonoro en relación a los archivos VEC, está haciendo algo que me parece muy interesante. Crea "entornos" en el ordenador que pueden ser manipulados por los usuarios. Supongo que se podrían llamar entornos informáticos de interacción artística. De todas formas, son obras de arte creadas en el ordenador y enviadas a otros artistas como software artístico.

   

En conclusión, los noventa serán tiempos de ideas nuevas, de debates sobre temas fundamentales para la red y de aumento de experimentación con la aparición de nuevas tecnologías de comunicación. Los ochenta fueron tiempos de reflexión en el arte postal: Crane publicó Correspondance Art: Source Book for the Network of International Postal Art Activity -Arte por Correspondencia: Libro Guía sobre la Actividad de la Red Internacional de Arte Postal-, que proporcionó la primera visión de conjunto sobre el medio; se celebró el Congreso Mundial de Descentralización del Arte Postal; y la Franklin Furnace Controversy continuó el cisma entre el arte postal y el arte en el sistema. Esta reflexión interna continuará mientras que el medio quede sin analizar por otros.

   

La red de arte postal es afortunada por estar compuesta de un grupo de participantes que, de manera desinteresada, se entregan a la red ampliándola. Los editores de revistas de arte postal como Daniel Plunkett, ND, (Austin), Francois Dunivier, Metro Riquet, (Paris), Dobricia Kamperelic, Open World, (Belgrado), Vittore Baroni, Arte Postale!, (Italia), Gilbretto Prado, Wellcomet Bulletin, (Sao Paulo), Anna Banana, Banana Rag, (Vancouver), Daniel Daligand, Le Timbre, (Paris), Joki Mail Art, Smile, (Minden, Alemania del Este), Shigeru Nakayama, Shigeru Magazine, (Kyoto), Shozo Shimamoto, AU, (Nishinomiya, Japón), Lloyd Dunn, Yawn, (Iowa City), Judith Hoffberg, Umbrella y Eamonn Robbins, Mail Art Portraits, (Dublín), entre muchos otros, difunden las palabras de otros e informan sobre la corriente, siempre en movimiento, de la red.

   

En el artículo de Artweek que trataba sobre la exposición de faxes, el autor, Nickas, decía que "Estos artistas, y otros de la exposición, pertenecen y surgen de un lenguaje sin reparos y basado en ideas, que tuvo su apogeo a finales de los sesenta y principios de los setenta". Esta parece ser la opinión que prevalece entre los críticos de arte del sistema: que el tiempo del arte postal vino y se fue. Que Ray Johnson era interesante, pero los que llegaron después están condenados a repetir el pasado. Aquellos que han seguido la evolución de la red saben que esto no es verdad. Y se demostrará en los noventa, ya que el arte postal es un proceso vital de participación que sirve de protección para nuevos talentos en disciplinas varias, sea en arte gráfico, sonoro, edición, performance, conceptual, informático o escrito. Estas disciplinas, más que como unidades fragmentadas, se nutren de la vitalidad y el internacionalismo de la red y aprenden de las estructuras desarrolladas. El arte postal se expandirá en los noventa porque el mundo se está abriendo y los artistas están deseando comunicarse con otros. Los artistas de la red continuarán explorando el mundo a su alrededor e interpretando su condición cambiante.

   

John Held, Jr.

Dallas, Texas

Enero 1990