Historia Ilustrada de DADA


Höxter John y Merz Mail



Ya a la venta:

La única puerta a la Izquierda

Llibreria Laie, Pau Claris, 85 Barcelona

Llibreria Laie

Un hallazgo casual de un fajo de fotografías dentro de una caja de galletas en los Encants. Hombres y mujeres entre las dos guerras posan para el fotógrafo Höxter John en Barcelona, Zurich, Nueva York, París, Berlín, Hannover, Londres y el Distrito de los Lagos en Inglaterra.
Imágenes desconocidas, inéditas, que conforman la "Historia Ilustrada de DADA", editado por L.U.P.I. (La única puerta a la izquierda) con textos de Merz Mail que describen cada una de las escenas. y los nombre de los personajes.
Dos mujeres abren y cierran el libro, Emmy Hennings en 1905 en Berlín y Katherine S. Dreier en 1948 en Nueva York, en medio, todo DADA

Nota los siguientes textos mezclan realidad y ficción sin que quede claro donde empieza una y acaba la otra

Introducción

A finales de 2015, para el centenario de Dada, empecé a buscar nueva información para editar un nuevo número de la publicación 598, ya le había seguido la pista al cuadro Merzbild de Kurt Schwitters en un número anterior, seguí buscando información de Herwarth Walden, factótum de la Galería Der Sturm, la editorial y la revista del mismo nombre, ya que Schwitters había expuesto por primera vez el Merzbild en Sturm en 1918. Encontré en internet el diario Berliner Tageblat und Handels-Zeitung con un suplemento dominical, Der Welt Spiegel, y en la edición del 21 de mayo
de 1905, una página con un artículo que hablaba de los “modernos” y con una fotografía en la que se ve a la pareja Else Lasker-Schüler y Herwarth Walden en su “mesa habitual” en el Cafe des Westens, y enfrente de ellos a una jovencísima Emmy Hennings tocando un instrumento parecido a un laúd (primera imagen del libro). La imagen me llamó la atención pues conozco todas la imágenes del archivo con el legado de Emmy Hennings y Hugo Ball, que contiene decenas de fotografías en el Schweirizerisches Literaturarchiv, y esta imagen no está. En la parte superior derecha de la fotografía del periódico, un nombre Höxter John phot, el autor de la foto, no me dice nada, pero no obstante lo busco en Google y no aparece, así que pasó al archivo de los nombres olvidados.
La búsqueda siguió por otros caminos, conseguí descargar el libro Kurt Merz Schwitters Biographical Study de Gwendolen Webster editado en Cardiff por la University of Walles Press en 1997 y con la ayuda del OCR y Translate de Google, conseguí leerlo entero, no hay imágenes en el libro, pero al final hay una referencia a la exposición póstuma que organizó Katherine S. Dreier en la galería The Pinacotheca de Nueva York el 19 de enero de 1948, 11 días después de fallecer Schwitters en Inglaterra. Consulto on line en la Yale University el archivo Katherine S. Dreier/Société Anonyme, y allí estaba la fotografía que cierra el libro, el nombre muy claro Höxter John, cuarenta y tres años más tarde.
Mi propósito a partir de este momento es tirar del hilo y encontrar más fotografías de Höxter, ya que estas dos que he encontrado, no recuerdo haberlas visto publicadas en los libros que estudian la historia de Dada. El libro de Hans Richter, Historia del Dadaísmo, viene sin pies de foto, por lo que algunas pueden ser de Höxter o no. A principios de 2016 se publica el libro Dada de Jed Rasula, contiene pocas imágenes, ninguna de Höxter. Otros libros de Dada de mi biblioteca no aportan nada, mucha obra y pocos personajes, en  los catálogos de Schwitters o Hausmann hay imágenes sin datar o de otros autores. Empiezo la búsqueda en internet en vínculos conocidos de otras investigaciones; libros sobre Dada en Books de Google, la mayoría ocultan muchas páginas y sobre todo imágenes, Academia.edu, trabajos universitarios  muy específicos y tesis  doctorales, en el Getty Images, Schwitters Stiftung, The International Dada Archive de la University of Iowa que contiene muchas revistas y libros Dada, en la Foundation Ernst Scheidegger Archive, que tiene bastantes fotografías de Hans Arp, en Dada-Companion.com, en Wikipedia, en la Scheizensche National Bibliotheck de Suiza, por supuesto en Pinterest, lleno de errores  tanto en los personajes como los autores, en el MoMa y la Tate, en Monoskop.org, que contiene mucha información de Bauhaus y Dada, con publicaciones incluidas y otros sitios que ya no recuerdo, Höxter no aparece por ningún lado, podría ser un pseudónimo, un fotoperiodista, pero esta coincidencia en tantos años y dos continentes, merecía la pena intentarlo.
El centenario de Dada, en febrero de 2016, pasó con un poco de ruido en la Red y algún que otro acontecimiento, como la publicación de La Única Puerta a la Izquierda de los Fotomontajes Dada de Merz Mail.
En la primavera, una vez pasado el centenario, una casualidad encadenada a otra, cambió mi suerte. Una mañana de sábado fui al Mercat dels Encants, el mercado de las pulgas de Barcelona, que ha sido renovado con un diseño futurista, aunque la mercancía sigue siendo la misma, cosas viejas o muy viejas, y otras que parecen viejas, además de las mismas tiendas de muebles, camas y hules. Los libros y muchos objetos están tirados y amontonados en el suelo, se hace difícil buscar alguna cosa. En una mesa llena de revistas, había también unas cajas de cartón que contenían postales, la mayoría de los años 70’ sin ningún interés; paisajes y monumentos con el color desvanecido, en otra caja y protegidas con una funda de plástico transparente, postales antiguas de paisajes, fiestas mayores y monumentos, pero ahí estaba, una postal coloreada impresa en Zúrich en 1917, Galerie Dada, HJ Phot., Hugo Ball con sombrero recitando con un atril delante y al fondo una figura con una máscara, que después reconocí como Sophie Taeuber. Leí recientemente que en la nueva Galerie Dada publicaban panfletos  y postales para atraer al público, no sabía si la HJ correspondía a Höxter John, pero la aparté, seguí buscando y de nuevo otra sorpresa, una postal también de Zúrich, Marcelli’s Teufel, los diablos de Marcelli, postal de promoción de un espectáculo teatral, Hugo Ball detrás de un piano y tres diablas, la primera Emmy Hennings, en el reverso Zürich, 1915, Flamingo, HJ Phot., cogí otra postal de principios de siglo para disimular y pregunté sin demasiado entusiasmo, para no parecer ansioso, el precio al vendedor, cinco euros por las tres, le pagué y pregunté de donde habían salido estas postales, me contestó que no lo sabía, que llevaban tiempo allí y que posiblemente serían de algún piso que se había vaciado hacía años. Las iniciales HJ no corresponden a ningún de los miembros conocidos del Dada de Zúrich, di por buena la hipótesis que era  Höxter John.  Una cosa es segura, alguien en 1917 compró estas postales y las había traído consigo, no estaban escritas ni franqueadas. Así quedó todo, hasta el siguiente sábado que regresé y busqué en otros puntos de venta de libros, postales, fotografías y posters. No encontré nada, era demasiado casual encontrar en Barcelona fotografías del dadaísmo europeo e internacional. Unos metros más allá había un puesto de cachivaches y latas de metal antiguas, de medicamentos sobretodo, también de membrillo y galletas, y allí estaba de nuevo mi suerte, con óxido de hace tiempo, una insulsa caja de galletas inglesas decorada con grandes rosas y querubines, seguramente de los años 50’, al voltearla, el nombre del fabricante Peek Freans, Bermondsey, London, el contenido se  desplazó dentro de la caja cambiando la distribución del peso, la abrí discretamente con temor, un centenar de fotografías antiguas, los personajes mirando a la cámara, todos eran viejos conocidos de los libros de historia, en la primera se podía distinguir sin duda a Breton en una exposición de Picabia, cerré la caja y miré en varias más, estaban vacías, cogí tres cajas más al azar, pregunté el precio por todas, menos de ochenta euros, pagué y salí del recinto. En un banco, a un centenar de metros abrí la caja y miré cada una de las fotografías, en el reverso la estampación de un sello de goma en rojo, Höxter John, Photografer, Zürich, Schweiz.

Epílogo

Este pequeño libro no hubiera sido posible sin las fotografías de Höxter John, de quien desconocemos prácticamente todo.
Cuando estaba en la imprenta, hemos tenido que “parar máquinas” al descubrir cómo llegaron las fotografías en la caja de galletas inglesas al Mercat dels Encats.
Recientemente se ha publicado en la Web de la Biblioteca de Catalunya, unos documentos que pertenecen al legado de Albert Ràfols-Casamada y Maria Girona, fondos personales, gráficos, textuales y bibliográficos. Entre estos documentos está la fotografía que acompaña este texto, Albert en la noche parisina con un papel en la mano en el que se puede leer “Schwitters” y una dedicatoria en letras blancas; “for Albert a great friend, París, 1954, Höxter John”.
Se puede leer en varios artículos, que en su época parisina, becado por  el Instituto Francés (1950-1954), visitó varias exposiciones y que Schwitters dejó una gran influencia en él, es seguro que visitó la exposición Kurt Schwitters Collages en La Galería Berggruen & Cie, es el catálogo que lleva en la mano derecha en la foto, en el que se reproducen siete collages de Schwitters y lleva una introducción de Camille Bryen, dicha exposición se inauguraba el 23 de abril de 1954. Suponemos a Höxter, que vivió los últimos días de Schwitters en Inglaterra y asistió a la exposición de Schwitters en la Pinacotheca de Nueva York, asistiendo también a la inauguración y entablando amistad con la pareja de pintores catalanes, Albert y María.
¿Cómo llegó la caja de galletas al Mercat dels Encants?
En el mes de agosto de 2015, la prensa de Barcelona, escasa de noticias, titulaba así la noticia “Ràfols-Casamada, por los suelos en Els Encants”. Las herederas de María Girona, que había fallecido en el mes de marzo (Ràfols-Casamada murió en 2009), habían vendido a un anticuario parte de la biblioteca, documentos, fotografías y demás de la pareja. La Biblioteca de Catalunya y el Departamento de Cultura se presentaron en el Mercat para evaluar lo que quedaba y comprar todo o parte si fuera necesario. Posteriormente en el mes de diciembre, las herederas, sobrinas de María, hicieron entrega a la Biblioteca de toda la herencia que quedaba, lo del Mercat, eso dijeron, eran papeles sin importancia. Nadie vio la caja de galletas con las fotografías, ni las dos postales de Zúrich.
Höxter John tendría unos setenta años en 1954, es posible que dejara a Albert y María la caja con las fotografías y las postales, o se olvidara en su pequeño apartamento de París, nunca lo sabremos. Fue un testigo invisible del dadaísmo del que nadie habló, como un gran secreto compartido por todos.

Adenda

Si hay dos imágenes que son reconocibles como DADA, incluso para aquellas personas que no saben nada de DADA, son: por un lado, no  la fotografía original del urinario de Duchamp, sino más bien cualquier fotografía de cualquier reproducción de la Fountain, y por otro la fotografía de Hugo Ball disfrazado de obispo cubista o sumo sacerdote DADA. Ambas rodeadas de un pequeño misterio.

La primera y única imagen de la Fountain se publicó en el número dos y último de la revista The Blind Man, editada por Henri-Pierre Roché, Beatrice Wood y Marcel Duchamp en Nueva York en mayo de 1917. En la página cuatro vemos “la escultura” rechazada por el jurado de la Sociedad de los Artistas Independientes, Fountain de R. Mutt, fotografía de Alfred Stieglitz, en las dos páginas siguientes un  artículo, El caso de R. Mutt y  El Buda del baño. 
Esta imagen es la única prueba, pues la “escultura” apenas fue vista por un reducido grupo de personas, la pieza “original” desapareció para siempre. En algún momento se cuenta que esta pieza se compró en JL Mott Ironworks, en la 118 Fifth Avenue, es posible, pero ¿Tenían el modelo Bedfordshire?
Al año siguiente Katherine S. Dreier le encarga a Duchamp una pintura para decorar su biblioteca, “decorar” es la palabra, Duchamp llevaba años sin pintar y este sería su último cuadro. “Decorar”, pues las medidas eran extravagantes, calculadas para una pared en concreto (69,8 x 303 cm). El cuadro “Tu m´”, aparte de una mano que señala (imagen que veremos repetida en DADA  los siguientes años y simultanea a  manifiestos y carteles  de Zúrich y Berlín), vemos las sombras de algunos Readymades que podrían ser importantes para Duchamp, La Rueda, el Sacacorchos y el Perchero, pero no vemos la Fountain.
Duchamp hizo esta obra suya desde el principio, no fue hasta el periodo 1936-1941 que ideó la “Boîte” y aparentemente se ensambló ya en América a partir de esta fecha, aunque las que vemos en Museos suelen estar ensambladas a partir de 1958 o 1961, no constan fotografías de las Boîtes entre 1940 y 1960.  Y fue en 1950 cuando mandó fabricar una Fountain para una exposición en Nueva York, cuando dos importantes testigos de la primera Fountain ya estaban muertos, Elsa von Freytag-Loringhoven (1874 - 1927) y Alfred Stieglitz (1864 –1946). La duda de la autoría la crea el propio Duchamp, en una carta dirigida a su hermana en la época de la Exposición de los Independientes en la que le confiesa que una amiga suya de Filadelfia (suponemos Elsa, por muchas razones, aparte de que estaba en Filadelfia, también hacía esculturas de trastos encontrados en la calle) había presentado el urinario bajo un seudónimo. Duchamp no habla de cara a la galería ni se tira un farol, y no tiene ninguna razón para mentir a su hermana. Las posiciones están encontradas y hay teóricos para las dos soluciones posibles, aquí queda el misterio, pero no hay que olvidar el pequeño detalle de la huida de Elsa hacia Europa. Fueron varios los que fueron o volvieron a principio de los años 20. Ella llegó a Berlín en plena depresión 1923, al borde de la locura, le esperaba una ciudad devastada por la guerra, justo el año de la gran  hiperinflación, cuando un dólar valía un millón de marcos, y al día siguiente podía valer cien veces más. Berenice Abbott y Peggy Guggenheim le ayudaron económicamente, y se trasladó a Paris, donde murió a causa de “dejarse el gas abierto” en 1927. Pero en el primer periodo de Berlín pintó un extraño cuadro, una pierna saliendo del marco, representando quizá a los amigos que la habían abandonado, en la parte superior derecha el urinario desbordado  y estropeando con el líquido que cae unos libros que hay en el suelo y un elemento  curioso, un paraguas apoyado en el urinario como si  estuviera besando unos labios abiertos y al mismo tiempo “la pipa de Duchamp” en los labios del urinario y una frase escrita en la parte superior; “olvidada como este paraguas, yo soy para tí” “Desleal.... Bernice”?? (Berenice?).

Si el urinario es Duchamp,  Elsa es el paraguas que besa sus labios y es  abandonada por él. 
¿O, ella es el urinario con sus labios abiertos y la pipa es Duchamp besándola?
La imagen de Hugo Ball que se tomó para reproducirla como tarjeta postal para promocionar el Cabaret Voltaire o la Galería DADA, carece de autoría. Pero como hemos podido comprobar a partir de la edición de Historia Ilustrada de DADA, editado por LUPI en Sestao,  1918, la imagen de la portada corresponde al momento en que se hizo esta fotografía, no sabemos el nombre del fotógrafo, pero sí su aspecto, pues vemos en esta imagen, tomada seguramente por Höxter John,  a Emmy Hennings en parte izquierda sentada en un sillón con unas cortinas detrás, y en el centro en una especie de decorado a Hugo Ball posando para la foto y a la derecha el fotógrafo con una cámara de madera , como la de los fotógrafos callejeros.
Esta imagen corresponde a la portada del libro, en la contraportada vemos una calle del viejo Zúrich la Spielgasse, la Lechería del Holandés, futura sede del Cabatet Voltaire y Lenin a la derecha de la imagen, que vivía en esa misma calle en esa época. Y así hasta cerca de noventa fotografías atribuidas a Höxter John.

¿Pero quien es Höxter John? ¿Alguien que se movía de un sitio a otro a lo largo de un buen periodo de tiempo, durante y entre las guerras que han azotado a Europa con una cámara en la mano?

Realmente hay un John Höxter (Johannes  Hoester , 1884, Hannover-1938, Berlín), escritor y pintor expresionista y dadaísta, también se podría decir, judío, homosexual y de profesión suicida sin experiencia como se definía a sí mismo. Höxter vivía principalmente en Berlín,  donde fue a estudiar pintura en 1905, entre sus maestros encontramos a Leo von König, coincidió con los dadaístas berlineses y colaboró en publicaciones izquierdistas  como Die Aktion y la revista satírica  Der blutige Ernst, aunque siempre fue una  figura marginal de los movimientos artísticos de su época, frecuentaba  el Cafe des Westens y sobre todo el  Romantische Cafe, que era su verdadero hogar y fuente de ingresos, era un dandi, un genio, toda una institución en el Cafe que sableaba a sus amigos para conseguir dinero para morfina, normalmente hacía retratos de trazo grueso con tinta negra, como el que le hizo a su colega  Erich Mühsam (que sale fotografiado junto a Emmy Hennings en el libro en Múnich, 1910, precisamente fue Höxter quien introdujo a Emmy Hennings en la morfina en Colonia poco tiempo antes), pero no le mató este veneno, sino el “veneno del poder” del  Tercer Reich con las leyes del pogromo de noviembre de 1938, que le impedían entrar a los cafés por ser judío y acabó quitándose la vida como muchos otros.

Por lo que hemos visto de la biografía de  Johannes  Hoester, no es Höxter John, fotógrafo de Zúrich. Cuando Hugo Ball y Emmy Hennings huyeron a Zúrich en 1915 con pasaportes falsos, fueron detenidos por la policía suiza (fotografía que podemos ver en el libro Hª Ilustrada de DADA), Hugo Ball usaba varios alias, entre ellos Hu Hu Baley y Höxter John según consta en el archivo policial. Pero no podemos imaginar a Hugo Ball, protagonista de tantas fotografías como el autor de las mismas y menos en tantos lugares en tanto tiempo, cuando se retiró de Zúrich estuvo en Italia y los Alpes italianos donde murió en  1927.

La primera pista de la identidad de Höxter John la encontramos por casualidad en una entrevista a Golo Mann, hijo de Thomas Mann y sobrino de Heinrich Mann. Golo publicó en 1958 una Historia de Alemania de los siglos XIX y XX. En la revista Spiegel (Espejo, curiosa coincidencia con el nombre de la calle zuriquesa donde se instaló el Cabaret Voltaire), nº 45 de noviembre de 1958, entre otros hay dos artículos aparentemente sin relación entre sí, por un lado encontramos un artículo sobre la exposición dedicada a DADA en  Düsseldorf en el que se puede ver una fotografía de la sala y la  imagen tamaño real de Hugo Ball vestido de obispo encima de tres escalones. Y por otro lado hay un largo artículo con una entrevista a Golo Mann referente a la publicación de su libro.
Golo explica como huyó de los alemanes  en 1939 desde Suiza, pasando por España y Portugal camino de Estados Unidos  con su tío Heinrich Mann y sus respectivas esposas, para reunirse con su padre en Princenton. Cuando cruzaron España Heinrich le contó que ya había estado en España hacía dos años, a principios de julio de 1937 en el Segundo Congreso Internacional de Escritores.
Allí coincidió entre otros con dos viejos conocidos, Tristan Tzara y el político español Julio Álvarez de Vayo, viejo amigo de Tzara y Lenin de la época de Zúrich en 1916, amante de Emmy Hennings (ver artículo que publicó en la revista España en 1918 en página 16 de Hª I D) al que Ball perseguía con un revolver en la mano. Se les unió en esa ocasión Gerda Taro que hizo una foto casi idéntica de Tristan Tzara dando un discurso en el Congreso. Gerda ya había creado el seudónimo intersexual de Robert Capa para usarlo indistintamente con Endre Friedmann, aunque con fines lucrativos, se convirtieron en representantes de un “famoso” fotógrafo americano, vendiendo las fotos más caras. Aunque fue él quien se quedó con el nombre, ella murió aplastada por un tanque en la batalla de Brunete (Madrid) apenas una semana más tarde de este encuentro. ¿Era Gerda Taro Höxter John?
Heinrich le contó a Golo en la travesía hacia Estados Unidos que Álvarez del Vayo hablaba con Tzara de la “mudita” en Zúrich, que siempre llevaba en la mano una Kodak de fuelle. La “mudita” no era tal, era Ischi von König (1891  Berlín - 1973  Hannover), pintora de paisajes que se quedó sorda a los 6 años, sobrina de  Leo von König. Fue Ischi quien hizo varias fotografías de Hugo Ball y Emmy Hennings en Zúrich con Lenin, el Cabaret Voltaire, la Galería Dada, etc. Del Vayo afirmaba que incluso se desplazó a Vira Magadino a fotografiar a la pareja en su retiro del verano de 1916 (pag. 83). Fotografías que nunca se publicaron.
Hay una relación entre Ischi y John Hoester, ambos fueron discípulos de Leo von König en la Escuela de Artes aplicadas de Berlín, había una diferencia importante de edad, él era homosexual y judío, los von König eran familia de militares prusianos. Quizá un amor platónico. Las fotografías anteriores difícilmente las podría haber hecho Ischi, pero hasta donde llegan las sospechas de Álvarez del Vayo, Höxter era el seudónimo de Ischi.

Pero Golo Mann explica mucho más en la entrevista, poco después de llegar a Estados Unidos, Hitler invade Francia (mayo de 1940), se ofrece voluntario para liberar a Francia del nazismo, pero al poco tiempo de estar en Francia es apresado e internado en un campo de concentración para alemanes sospechosos y judíos en Aix Provence, cerca de Marsella, el Campo de Les Milles. Allí conoció a Max Ernst. Ambos pudieron salir del Campo gracias a la intervención de los Comités de Rescate de Emergencia dirigidos en Marsella por el periodista norteamericano Varian Mackey Fry, que tenia contacto con la Resistencia y la mafia corsa. Ambos huyeron vía  España y Portugal a Estados Unidos, otros fueron embarcados en el puerto de Marsella con el mismo destino como Bretón y Duchamp.
Max Ernst le habló a Golo de su época DADA y surrealista, Colonia, París, el viaje al Tirol, en algún momento mencionó a una fotógrafa que conoció en Colonia y después en París, Claude Cahun que era el seudónimo de Lucy Renée Mathilde Schwob (Nantes  1894 -  isla de Jersey 1954), siempre iba con su amiga, hermanastra y amante, la ilustradora Suzanne Malherbe (Marcel Moore).
Hasta aquí sin más pistas de Höxter John, tenemos la fotografía del Berliner de 1905, la de la Yale de 1948 y la de la Biblioteca de Catalunya de 1954 y 85 fotografías más de las que sospechamos el nombre de algunas autoras, pero sin pruebas o confirmación alguna, aparte de la fotografía de Gerda Taro.
Examinando el catálogo y sobre todo la web de la Tate a partir de la exposición Schwitters in Britain podemos observar algunas de las fotografías del Capitán Daniel, comandante del Hutchinson Internment Camp, en la Isla de Man en 1940 y 1941, donde estaba internado Schwitters. El ambiente y la situación es igual, pero en ninguna de ellas distinguimos a Kurt Schwitters, sin embargo disponemos de dos fotografías de  Schwitters en ese Campo con el sello de Höxter John. Es posible que otro oficial fuese el autor de estas dos fotografías.
Aunque hemos revisado on line varios ejemplares del diario Berliner Tagesblat de esa época, no hay ninguna otra fotografía con la firma de Höxter John. En la Biblioteca Nacional de Catalunya, revisando la parte del fondo de Albert Ràfols-Casamada de lo que llaman Manuscritos y fondos personales en la Sala de Reserva, después de muchos trámites y trabas, aparte de la conocida fotografía de 1954, no hay ninguna nota o referencia al autor o firmante de dicha fotografía.
El siguiente paso ha sido acudir a la Universidad de Yale. En los archivos digitalizados, cuando hay una fotografía, si es de autor desconocido, ahí se queda toda la información, y si es de un autor conocido, hay un enlace a una página web con más fotografías del mismo y alguna información más. En el caso de la fotografía de Höxter John de 1948, el enlace no nos lleva a ningún sitio. En la parte inferior en Contacto, al pulsar se abre el programa de correo electrónico y ya viene preparado con el tema “Ask a Librarian”. Y así lo hemos hecho. La bibliotecaria, Edith, al principio no entendía nuestra petición, le pedíamos que buscara entre los papeles no digitalizados alguna referencia a Höxter John, pues de algún sitio habían sacado el nombre. La primera respuesta, totalmente decepcionante, fue que en el reverso de la fotografía ponía el nombre. Insistimos en la búsqueda y estuvimos varias semanas sin saber nada hasta que llegó un correo esperanzador, Edith estaba entusiasmada en su respuesta llena de signos de admiración y me enviaba un PDF con algunos nombres mecanografiados y otros escritos a mano, que aparentemente nunca relacionaron con la fotografía de 1948, en este papel aparece H. John y algunos nombres muy conocidos dentro del mundo DADA o que han salido en nuestras pesquisas, la mayoría mujeres fotógrafas. Leyendo sus biografías y componiendo la cronología y los lugares donde fueron hechas las fotografías  atribuidas atribuidas a Höxter John publicadas en Historia Ilustrada de DADA, estamos casi seguros que el autor es un nombre múltiplo o que alguno de los últimos autores tenía en su poder esta colección de fotografías y puso el sello de Höxter John a todas. Quizá todo encaje o no,  pues la fotografía de 1905 está fechada y firmada en Berlín, la de 1954 fechada y firmada en París, y el conjunto de las 85 fotografías, sabemos que vinieron de París a partir de esa fecha, el sello que hay en todas es Höxter John,  Photografer, Zürich, Schweiz.

La lista y la cronología que vienen a continuación quizá desvelen sino todo, parte del misterio. Las fotografías que aparecen en Historia Ilustrada de DADA corresponden a las ciudades y periodos de fechas en cursiva :
Sophia Goudstikker (Holanda 1865– Alemania 1924): Es casi seguro que es la autora de la fotografía publicada en el Berliner Tagesblat. Berlín y Múnich (1905 -1922)
Wanda von Debschitz  (Polonia 1870—1935): Berlín, Múnich, Praga, Colonia, Weimar (1905 -1925)
Suzane Duchamp (Francia 1889—1963): París  (1912 -1917)
Ischi von König (Alemania 1891—1973): Zúrich  (1915 -1919) (Seguramente el sello de goma para marcar las fotografías fue idea suya.)
Madronita Andreu (Barcelona 1895—1983): Barcelona (1912 -1922)
Emilia Rosenstock (Rumania ? -? , madre de Tzara): Budapest (1912)
Imogen Cunninghan (Estados Unidos 1883-1976): Nueva York (1913-1917)
Getrude Käsebier (Estados Unidos 1852—1934): Nueva York (1913-1917)
Berenice Abbott (Estados Unidos 1898—1991): París (1912-1927) y Nueva York (1943-1948)
Caule Cahun (Francia 1894—1954): París (1920)
Gerda Taro (Alemania 1910—España 1937): Valencia (1937)
Hannah Höch (Alemnia 1889—1978): Berlín, Praga. Hannover, Weimar (1923—1937)
Capitán Daniel (Reino Unido ? -?): Isla de Man, Reino Unido 1940-1941
Madame Yevonde (Reino Unido 1893—1975): Londres  y Distrito de los Lagos , Reino Unido (1943-1947)
Ernst Schwitters (Alemania 1918—Noruega 1996): Noruega (1940)