MAIL ART

POEMAS POR CORREO


Antonio Gómez

Hay poemas que si para su difusión decidiéramos imprimirlos en, un libro, como consecuencia  limitaríamos el  grado de comunicación y sensaciones del lector, por que son poemas vivos,  la página impresa es para ellos es una jaula. son poemas que han nacido  para  viajar  en tren, para volar, para dormir en una saca de correos. No necesitan protegerse entre dos cubiertas y su autonomía les  hace  renegar de portadas, prólogos y otras compañías.

Lo mismo ocurre con fotografías, dibujos y pinturas. Son   mucha las obras que se revelan, deciden abandonar sus marcos y todos  los soportes establecidos para ellas quedan faltos de interés.

Las fronteras que limitan lo que es  poesía,  pintura,  dibujo,  o fotografía desaparecen. Estas artes que se asocian para buscar juntas en los confines de lo ilimitado, surjan luego en compacta unión dando cuerpo al fenómeno conocido por Mail Art o Arte Postal.

El Arte Postal es una práctica que no coarta  iniciativas.  Ante cualquier propuesta o  idea  por  inverosímil  que  parezca, es capaz de atribuirle la categoría indiscutible de obra de arte.  Contra  la politica impuesta por galerías y escuelas, sus peculiares particularidades dejan entrever. una ruptura socializada,  sin  limitaciones,  sin exclusiones, totalmente liberalizada. rompe con los canales tradiciona-les de difusión que hasta su implantación se habían considerado como únicos y el simple y cotidiano hecho de abrir el buzón de corresponden-cia puede depararnos sensaciones incomparables.

Han tenido que transcurrir más de treinta anos desde sus inicios para que empiece a ser tenido en cuenta, para que empiece a ser valora-do en su justa medida,  para que su código sea reconocido y aceptado. Un código ea  reconocido  como  válido  cuando  proporciona  o  sugiere lo que otro ya establecido no son capaces de alcanzar.

El bagaje de sus innumerables muestras y la cantidad de artistas que lo practican hacen que esta actividad sea considerada  como  una de las corrientes más novedosas del arte.

Por la utilización de todas  las  posibilidades  que  las  tarjetas postales proporcionaban, se considera a Apollinaire, Marcel Duchamp y Tritan Tzara como pioneros,  encontrándose los antecedentes de ante movimiento enraizados directamente can el cubismo,  dadaismo y surrealismo.  Posteriormente,  hacia 1980, lalabor realizada por el grupo Fluxus. en su doble campo acción, el europero y el americano. La ,  eficacia de Ray Johnson como creador y  principal  mantenedor  de la New York Correspondance School (1962) y la  actividad  coherente y segura llevada a cabo por artistas como S. Brown, On Kawara, H. Hoffmann normalizaron conceptos y  asignaron  definitivamente  como  canales  de difusión los propios medios de correspondencia, impulsando la comunicación postal hasta la condición de acción artística.

Cuando el artista pretende utilizar para sus fines creativos toco cuanto le rodea, hasta el más clarividente,  reconoce  que  se  mueve dentro ce un sistema represivo de por si.

Como actividad artística poco difundida, al Mail Art se le podría aplicar lo que la sociología del arte impone!) por su evidencia: Toda creación que no es designada o reconocida  como  estética,  no  puede ser observada coso tal.  Nuestra civilización impone sus leyes  y  de conocer sus reglas y limitaciones,  depende  en  buena  parte  que  la comunicación deseada se establezca.

Este arte no pretende transformar las leyes de mercado. Los artistas no son remunerados por practicarlo.

Esos textos, objetos, collages que son enviados por sus practicantes, se alejan conscientemente de unos fines estéticos, que en otro tipo de manifestaciones resultan imprescindibles. Con todos sus complicados mecanismos, el método elegido tiene  como  interés  único  el  de  una mejor comunicación y comprensión de todos nosotros.