MAIL ART

ENTER NETWORLD en el principio era el mail art


Vittore Baroni

"La comunicación de los mass media está estructurada en un sistema dogmático y unidireccional. El Networking es una actividad bidireccional, personalizada y antidogmática. La posibilidad de respuesta es lo que torna la realidad un fenómeno complejo y multidireccional. Aquellos que gobiernan tienen un preciso interés en mantener a los individuos aislados de forma que el contacto entre ellos sea puramente mecánico y con fines utilitarios. El networking representa un desafío al status quo, en cuanto permite una circulación libre de ideas no filtradas o diluidas en la saturación de los media."(de Netzine, Neat the Edge Editions, 1989)Si la voz "mail art" figura a menudo también en volúmenes dedicados a las redes y las nuevas tecnologias telemáticas (ver manual Beyond Cyberpunk en Hyper Card para Macintosh) esto se debe al innegable hecho que, sirviéndose de instrumentos de baja tecnología como sellos y collages de periódicos, el arte postal ha representado y aún representa un modelo envidiable de "red alternativa" de contacto que opera a escala mundial con libertad total, además sin fines lucrativos.No es cierto un caso que algún pionero del arte telemático (Carl Loeffer, Fred Truck, Judy Malloy, etc.) se hayan pasado a la actividad del arte por correspondencia: moden y BBS tienen tan solo rendimientos más veloces y funcionales en la práctica del intercambio cultural, que hunde las propias raices en el tumultuoso y pionerístico clima de experimentación multimedia de los años 50´ y 60´.El mail art es una forma de expresión basada en la libertad de intercambio de cualquier documento u objeto que pueda ser puesto en circulación a través de los anales postales (libros, cassettes, video, etc. no solamente gráficos o postales ilustradas). Formalizado como una práctica artística a finales de los 60´, con una serie de exposiciones colectivas en prestigiosos museos, y de acciones personales del artista pop americano Ray Johnson, considerado luego como el "padre fundador" del género, el arte por correspondencia expresa en general un rechazo claro de las opiniones de la critica y las reglas del mercado del arte, propone una participación democrática y una confrontaci¢n cultural descentralizada. No existe selección, competición, premio o censura en los proyectos colectivos de mail art; cualquiera puede participar, todo el material recibido es expuesto. Todos los participantes reciben documentaci¢n gratuita. Pero aún es más estimulante, además de la exposición y el carácter divulgativo, es el contacto intimo y personal, la posibilidad para cada uno de los networkers de tejer una red de contacto a su medida para desarrollar concretamente sus intereses y proyectos personales, para encaminar un diálogo sobre una base igualitaria con otros artistas lejanos que viven en diferentes realidades socio-culturales.Cuando empecé a interesarme en el mail art en la segunda mitad de los 70´ parecía aún del todo utópico poder pensar que se podría disponer de un ordenador "personal" en el cual simplificar el contacto con centenares de artistas repartidos por el mundo.Obviamente hoy, unos años más tarde, muchos "artistas postales" disponen de un ordenador personal y lo utilizan no solo para resolver problemas tales como envíos o archivo, si no también para realizar obra gráfica original o collages con otras obras sacadas de la red de contacto electrónico, para dialogar en tiempo real, participar en teleconferencias o depositar correo en el buzón e-mail.En realidad la tecnología para el networker electrónico ya habia alcanzado un nivel de sofisticación y versatilidad notable, sobre todo en los paises de avanzado desarrollo como los Estados Unidos o Japón, aunque tan solo un número limitado de artistas dispone hoy de aparatos domésticos o de un fácil acceso a las redes telemáticas.A pesar de todo lo enunciado, el correo tradicional está  destinado a ser el medio más económico y difuso aunque no sea tan veloz como el ordenador, para mantener activo el contacto del networker "creativo e independiente".Como demostramos en las primeras y tímidas experiencias, proyectos y catálogos de "fax art" (ver The Order of Things organizado en la Work Scene Gallery, 183 Bathurst Street, Suit 302, Toronto, Ont. Canad  M5t 2RT), y como confirmamos en cautas consideraciones de los gurús del cyberpunk como Willian Gibson y Hakim Bey, el paso a la comunicación electrónica global ser  mucho más lento y gradual de cuanto suponen las apasionadas previsiones de los científicos y los tecno-freaks. Pero no es motivo para que el sello de correos y el microchip no puedan convivir pac¡ficamente, recorriendo juntos esta parte del caminoSobre el intercambio de las experiencias del Congreso Descentralizado del Networker celebrado en diversas partes del mundo en 1992, está  empezando a tomar cuerpo iniciativas de volver a poner en contacto dentro de los circuitos del mail art y la comunidad telemática "alternativa", como es el caso del Networker Telenetlink 1995 propuesto por el americano Crackerjack Kid.

Artículo de la columna Networker Culture de la revista Neural.n§ 3 Marzo-Abril 1994. -Neural * Via Giusto Fortunato 8/N * 70125 Bari * Italia.